24 muertos en derrumbes de edificios por explosiones de gas en los últimos cinco años

EFE | MADRID

Al menos 24 personas han perdido la vida en España en una docena derrumbes de edificios, ocurridos a consecuencia de explosiones de gas en los últimos cinco años y tras las dos muertes ocurridas hoy en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). Cuatro de estos derrumbes de edificios desde 2000 han tenido lugar en Barcelona.

En esta misma localidad de Santa Coloma de Gramenet, el 5 de octubre de 2002 dieciséis personas resultaron heridas al desplomarse dos edificios a causa de una explosión de gas causada presuntamente por un vecino que falleció trece días después a causa de las heridas sufridas.

El suceso de este tipo con mayor número de víctimas mortales hasta el momento fue otro registrado también en Cataluña hace dos meses, el pasado 10 de noviembre de 2005. Ese siniestro, ocurrido en un inmueble de Tarragona, se cobró la vida de una mujer de 37 años, la de sus tres hijos -de un mes, uno y tres años- y la de un hombre de 47 años.

También en Barcelona tuvo lugar el 28 de junio de 2000 una explosión de gas propano que provocó la muerte de tres personas, atrapadas entre los escombros de un edificio de tres plantas en Esparreguera, que se desplomó por la deflagración.

En el barrio de Horta de Barcelona, tres personas fallecieron y otras tres resultaron heridas el 30 de enero de 2002 al hundirse un edificio de cinco plantas a causa de una fuerte explosión de un gas.

El 25 junio de 2001 falleció una mujer al derrumbarse por la misma causa su vivienda de dos plantas en la localidad de Cedillo (Cáceres), mientras que en Alcantarilla (Murcia), el 26 de octubre de 2001 murió otra mujer de 62 años en similares circunstancias.

Ya el 23 de marzode 2003, siete personas resultan heridas leves y una grave en el derrumbamiento del piso superior de un edificio de cuatro plantas en Requena (Valencia), mientras que el 14 de agosto cuatro personas fallecen y más de treinta resultan heridas a consecuencia de una explosión de gas, provocada supuestamente por un vecino que también murió, en un edificio de la barriada sevillana de Las Letanías, que se derrumbó parcialmente.

Al año siguiente, el 26 de diciembre de 2004, un hombre de unos 80 años de edad perdió la vida a consecuencia de una explosión, debida a una acumulación de gas, que derribó un edificio situado en el barrio de El Castillo, de Cuenca, en el que también vivía un matrimonio que resultó herido.

El 3 de febrero de 2005, una mujer de 44 años y su sobrina de 8 murieron, mientras que otras tres personas resultaron heridas graves, en una explosión de gas ocurrida en un edificio del barrio La Mariola de Lleida que destrozó una veintena de pisos y obligó a desalojar a cerca de 50 vecinos.

En Vitoria, el 16 de junio de 2005, dos hombres resultaron muertos en el incendio de un edificio de viviendas en el casco viejo de Vitoria tras una explosión de gas que quedó prácticamente destruido.