Rajoy acusa a Zapatero de "triturar" la Constitución y dar "regalos a los terroristas"

El dirigente popular ha reprochado tanto a Zapatero como a Conde-Pumpido que no impidan que Batasuna celebre su acto el día 21

EUROPA PRESS | SANTIAGO DE COMPOSTELA
Rajoy acusa a Zapatero de "triturar" la Constitución y dar "regalos a los terroristas"

El líder del PP nacional, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "triturar" la Constitución y "amparar la ilegalidad" con "regalos a los terroristas" para lograr que ETA "le venda una tregua como sea" y los españoles "lo disculpen por no defender la ley".

En su intervención en la clausura del XIII Congreso del PPdeG, que se celebró este fin de semana en Santiago, Rajoy se preguntó si a Zapatero "le preocupa lo que diga ETA" y añadió que, "visto lo visto, parece que sí", ya que, según él, el dirigente estatal "zalamea" para tratar de conseguir una tregua con quienes "arrinconan a las víctimas".

El líder popular se refirió a la celebración de la Asamblea de Batasuna del próximo 21 de enero y lamentó que el Ejecutivo no prohíba su celebración, cuando el congreso abertzale representa "una ilegalidad flagrante y un desafío al Tribunal Supremo". "¿Qué le ocurre a Zapatero?, ¿Qué tiene además de adorno en la cabeza'", se preguntó. Además, acusó al fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, de "hacer lo que le manda el Gobierno" para no impedir el cónclave, convocado por "las mismas personas que componen Batasuna", una organización que, recordó, está "fuera de la Ley tanto en España, como en Europa como en el mundo".

Según dijo, los convocantes de la asamblea del próximo sábado tienen "los mismos símbolos y abogados" que Batasuna y supone "la continuación de la tarea iniciada en Anoeta". "Zapatero no quiere convencerse de que, si algo anda como un pato, tiene forma de pato, color de pato y pico de pato, es que es un pato", ironizó. Por ello, lamentó que los socialistas vascos "protesten" por las demandas del PP de que "se cumpla la ley" y se impida la celebración de la asamblea. "¿Qué se logra con esto?", abundó el presidente popular, quien consideró "sorprendente que a estas alturas haya que decir que un partido está comprometido con defender la ley".

Al respecto, sentenció que "no hay nada que esté por encima de ella --la legislación vigente--, aunque ese nada se llame José Luis Rodríguez Zapatero". "Si algún socialista puede negar que no hay nada por encima de la ley, que venga a rebatírmelo", desafió Rajoy, quien añadió que "ahora hay dos clases de españoles: los que se someten a la ley y los que tienen la dispensa de Zapatero para saltársela, como los de Batasuna".

Con respecto al Estatut, acusó al presidente de estar dispuesto a "hacer lo que sea y como sea" para que la propuesta del Parlament catalán salga adelante y evitar que "la gente diga que ha hecho el ridículo" por su falta de "criterio sobre España" y para defender a "los que lo sostienen" en el Gobierno. Asimismo, advirtió de que, mientras hasta ahora "nadie se había atrevido a exponer el modelo de Estado" que recoge la Constitución, la negociación del Estatut ha llevado a "discutir sobre nación, sobre qué es España y cuáles son los derechos y los deberes de los españoles".