La Guardia Civil incauta 300 kilos de hachís y una embarcación en Algeciras

Los agentes se percataron de la existencia de la embarcación gracias al seguimiento monitorizado del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior

EUROPA PRESS | ALGECIRAS

Agentes del puesto de San García de la 408 Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras (Cádiz), en colaboración con el Servicio Marítimo de este Cuerpo, han intervenido esta madrugada 300 kilogramos de hachís y una embarcación neumática en la zona de Calafate, en el término municipal de Algeciras.

Fuentes del Instituto Armado han informado de que los agentes se percataron de la existencia de la embarcación a través del seguimiento monitorizado del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE). De este modo, sospecharon que dicha embarcación podía portar droga, por lo que coordinados por el Centro de Mando y Control de la Comandancia de Algeciras, que tenía la embarcación controlada, las patrullas terrestres se dirigieron a la zona y observaron cómo los presuntos narcotraficantes descargaban los fardos de droga desde la neumática, mientras que agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil se aproximaron a la zona a bordo de una embarcación auxiliar al lugar del desembarco del hachís.

La embarcación utilizada por los narcotraficantes era una neumática de color negro, de ocho metros de eslora con un motor Yamaha de 60 caballos de potencia. Como resultado de la operación, los agentes intervinieron la barca, que fue abandonada por los presuntos narcotraficantes en el lugar del desembarco de la droga. La Benemérita indicaba en una nota de prensa que los individuos huyeron de la zona a pie por la zona de Calafate, al percatarse de la presencia policial. La Guardia Civil no logró la detención de ninguno de ellos debido "a la nocturnidad y lo abrupto del lugar".

Los agentes aprehendieron a su vez ocho fardos de droga abandonada por los presuntos narcotraficantes a pie de playa, como suma a los dos fardos de arpillera recuperados a bordo de la embarcación neumática intervenida por el Servicio Marítimo. El total de la droga incautada asciende así a diez fardos que, tras su pesaje, arrojaron un total de 300 kilogramos de resina de hachís.

La operación continúa abierta y no se descarta la detención de los presuntos narcotraficantes en los próximos días. El Instituto Armado informaba además de la instrucción de las diligencias correspondientes una vez dieron por finalizada la intervención, mientras que la droga intervenida y la embarcación fueron puestas a disposición de la autoridad judicial.