La patronal apremia al nuevo Gobierno para que pague antes a los proveedores

El presidente de Croem advierte de que las empresas necesitan disponer de liquidez para poder funcionar y no tener que endeudarse

LA VERDADMURCIA.

El presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de la Región de Murcia (Croem), José María Albarracín, alertó al Gobierno regional recién constituido acerca de los retrasos en el pago a proveedores de la Comunidad Autónoma. Albarracín señaló que, aunque las estadísticas oficiales señalan que el periodo medio de pago está entre los 42 y los 44 días, «creemos que esos plazos están superados y que se encuentran en torno a los 50 días».

«Es una situación que nos preocupa mucho», reconoció el presidente de la patronal, que exige al nuevo consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, que su departamento se esfuerce lo máximo posible para que las empresas proveedoras de la Comunidad, que cifra en alrededor de 900, puedan cobrar sus facturas cuanto antes. Y es que disponer de liquidez es fundamental para que estos empresarios puedan funcionar en su día a día y no tengan que recurrir al endeudamiento para hacer frente a sus gastos cotidianos.

Precisamente Javier Celdrán está obligado por el acuerdo programático que firmaron Partido Popular y Ciudadanos a acabar con la morosidad en la Comunidad. El punto 19 del programa de gobierno establece que «la Administración pagará siempre a sus proveedores en un plazo máximo de 30 días», en cumplimiento estricto de los tiempos que marca la legislación. Además, el acuerdo programático señala también que en los contratos que firme la Comunidad con empresas constará «la obligación de que se pague en tiempo y forma a los subcontratistas, abonándoles directamente las deudas pendientes con cargo al contratista principal en caso de incumplimiento».

Un reciente estudio realizado por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) correspondiente al primer semestre del año señalaba esta semana que el periodo medio para el pago a proveedores en la Región es de 40 días, por debajo de las comunidades autónomas que más se demoran en abonar las facturas pendientes, que son Cantabria (56 días), la Comunidad Valenciana (51) y Baleares (45).