El Papa Francisco comparte una «emotiva jornada» con el obispo Lorca Planes y 43 presbíteros

El Obispo de la Diócesis de Cartagena y los presbíteros trasladados a Roma, junto al Papa Francisco./Diócesis de Cartagena
El Obispo de la Diócesis de Cartagena y los presbíteros trasladados a Roma, junto al Papa Francisco. / Diócesis de Cartagena

Lorca Planes y los sacerdotes de la Diócesis de Cartagena peregrinaron a Roma durante esta semana para realizar unas jornadas intensas de formación

LA VERDADMurcia

El obispo de la Diócesis de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, y 43 sacerdotes murcianos participaron en la jornada de ayer en la Audiencia General que el Papa Francisco celebró en Roma en la plaza de San Pedro.

La expedición de la diócesis de la Región fue saludada de forma expresa por el Santo Padre durante las palabras que dirigió a los peregrinos de habla hispana que se encontraban ayer en la Ciudad del Vaticano.

Durante la presente semana, Lorca Planes ha peregrinado a Roma en compañía de los sacerdotes diocesanos que han sido ordenados durante los últimos cinco años. Con ellos, ha celebrado una jornadas de formación intensa.

También los acompañaron el obispo auxiliar electo, monseñor Chico, y el arzobispo emérito de Burgos, monseñor Gil. Dentro de las actividades que tenía programada para esta semana, se encontraba la participación en la Audiencia General del Papa Francisco, que tuvo lugar ayer. Al término de la ceremonia, tanto Lorca Planes como los sacerdotes que le acompañaban tuvieron la ocasión de saludar personalmente al Pontífice, el cuál, los animó para que rezasen el rosario y no se alejasen del camino marcado por la Virgen María.

La expedición también tuvo ocasión de escuchar la catequesis que pronunció el Papa, que estuvo centrada en la penúltima petición que se traslada durante el rezo del Padrenuestro. Según comentó a la conclusión del acto el obispo de la Diócesis de Cartagena, vivieron «un instante emotivo». También apostilló que «Francisco ha estado muy cercano con los sacerdotes y muy cariñoso. Ha tenido una actitud espléndida porque ha sido muy acogedora, pendiente de los presbíteros».

Los sacerdotes, por su parte, destacaron que lo más emocionante de los días que están pasando durante esta semana en Roma ha sido el encuentro que mantuvieron ayer con el Papa. El presbítero Javier Conesa comentó que «poder estar todos con el Santo Padre ha sido una sorpresa. No esperábamos que pudiéramos estar tan cerca de él. Ha sido una experiencia muy profunda».

Las jornadas de formación acabaron ayer después de que sus protagonistas realizaran varias actividades como la visita que realizaron a la Congregación para el Clero y la conferencia que escucharon del catedrático en teología dogmática de la, Darío Vitali.