Los pacientes sufren demoras superiores a los 60 días en una de cada tres consultas de los especialistas

Intervención quirúrgica en uno de los quirófanos de La Arrixaca./N. García / AGM
Intervención quirúrgica en uno de los quirófanos de La Arrixaca. / N. García / AGM

El último informe de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública denuncia que «se perpetúan las grandísimas diferencias en tiempos de espera» entre las áreas de salud de la Región

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

La localidad de residencia sigue determinando la mayor o menor demora a la que se enfrentan los pacientes cuando son derivados a un médico especialista desde su centro de salud. Así, un vecino de El Palmar o de cualquier otro barrio o pedanía del área de Murcia Este (La Arrixaca) tarda apenas unos seis días en ser visto por el urólogo, mientras un lorquino afronta una espera de diez meses.

Estos datos, correspondientes al pasado mes de enero, están recogidos en el último informe de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública (ADSP), que advierte de la persistencia de las «grandísimas diferencias» entre áreas sanitarias. «Los ciudadanos más perjudicados» son los que viven en las áreas de Lorca, Cartagena y Mar Menor, una situación que se «perpetúa desde hace años». El estudio refleja, en todo caso, una reducción de las demoras con respecto a enero de 2018 en la mayoría de especialidades. Pero los pacientes siguen sufriendo tiempos de espera superiores a los 60 días (el máximo fijado por un decreto del Gobierno regional es de 50 días) en una de cada tres consultas, advierte la ADSP. Además, «no mejora la accesibilidad».

En cuatro de cada diez especialidades, el paciente no puede obtener la cita en el centro de salud, con lo que tiene que acudir a otro centro o esperar a que le llamen por teléfono, con la incertidumbre que ello genera. Más aún, seis especialidades de Cieza, Mar Menor y Altiplano mantienen las «agendas cerradas», lo que significa que los pacientes no tienen todavía una fecha asignada para su cita. La Consejería de Salud se comprometió a acabar con esta práctica de cierre de agendas, pero el problema persiste y continúa afectando a miles de pacientes.

El informe hecho público este viernes es el noveno del Observatorio de Demoras creado por la ADSP para analizar la situación de las listas de espera. Se realizó a partir de un muestreo en centros de salud de todas las áreas, en un día concreto del mes de enero. Los médicos de familia que participan comprueban la fecha para la que hay citas disponibles en las distintas especialidades, y con esos datos se elabora el estudio. La metodología es por tanto distinta a la utilizada por el Servicio Murciano de Salud (SMS), y por eso sus resultados no coinciden con la estadística oficial. Sin embargo, algunas tendencias sí son similares.

El informe de la ADSP refleja, de hecho, una mayor reducción de las esperas que la estadística del SMS, pero también incide en las desigualdades. El 29% de las especialidades soportan demoras superiores a los 60 días, y el 18%, por encima de los cien días. La situación es especialmente grave en Lorca, donde el 57% de las consultas superan los 60 días y el 43%, los 100.

Los tiempos medios oscilan entre los 17 días de demora en el Altiplano, los 60 de Cartagena y los 78 de Lorca. Por especialidades, en Medicina Interna apenas hay que esperar siete días de promedio, mientras en Rehabilitación se llega a 138 días y en Neumología a 68,5.

La ADSP concluye que los informes elaborados por el Observatorio de demoras desde hace cuatro años reflejan una «persistencia» en los desequilibrios e inequidades. Esto lleva a que en Traumatología haya que esperar solo 14 días en el Altiplano y 267 en Lorca. Todo esto «denota un grave problema en la organización y gestión del SMS, que no ha sido capaz, pese a regularlo por norma, de reducir las desigualdades en el funcionamiento de las nueve áreas de salud», advierte la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública