Un paciente policrónico cuesta al SMS 50 veces más que uno sano

Iinauguración del VII Congreso Nacional de Pacientes Crónicos organizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) /E. Botella/ AGm
Iinauguración del VII Congreso Nacional de Pacientes Crónicos organizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) / E. Botella/ AGm

El sistema sanitario gasta 300 euros de media al año en un ciudadano sin patologías y alrededor de 15.000 en otro con varias enfermedades

Marta Semitiel
MARTA SEMITIEL

La viabilidad del sistema sanitario y la inversión en prevención de enfermedades son dos caras de una misma moneda. Una realidad que explicaron ayer, durante la inauguración del VII Congreso Nacional de Pacientes Crónicos organizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), especialistas de asociaciones de pacientes, facultativos y hasta el propio consejero de Salud, Manuel Villegas. Prevenir las patologías crónicas es mucho más barato que tratarlas durante la vida entera de un paciente. De media, un ciudadano sin este tipo de patologías incurables cuesta al sistema público unos 300 euros al año. «Mientras que los que tienen dos enfermedades crónicas cuestan una media de 1.500, y los que ya tienen tres o más, pueden llegar a utilizar recursos de la Sanidad por valor de unos 15.000 euros al año, entre visitas al especialista, fármacos, tratamientos, etc.», explica Eduardo Carrasco, presidente regional de Semergen.

El 60% de la población murciana tiene una enfermedad crónica «y de ellos, el 25% son pacientes crónicos complejos, es decir, que tienen varias de estas patologías», confirmó Villegas. Además dijo que la Región se sitúa unos diez puntos por encima de la media en cuanto a la tasa de pacientes crónicos. Entre las razones de esa diferencia, apunta que «es una comunidad en la que hay mucho tabaquismo y se hace poco deporte, por eso la concienciación y la prevención son fundamentales. No veremos los beneficios de esa inversión en prevención a corto plazo, sino a largo».

Difícil tarea cuando también más de un 30% de la población murciana es fumadora y un 25% de los niños tienen obesidad, según cifras aportadas por Villegas. Para el presidente de Semergen está muy claro. La hipertensión, el colesterol, la diabetes. Todas se perfilan como el reto del sistema sanitario, pues «la prevención, además de trabajar con los pacientes o concienciar a la población de riesgo, pasa también por entrar en las familias. Los padres son el mejor ejemplo para los hijos. Y esa no es una labor nada fácil».