Una paciente que acudió a la sanidad privada para ser intervenida no será indemnizada

EFE MURCIA.

Una paciente que acudió a la sanidad privada para ser atendida de una dolencia no será indemnizada por la Consejería de Salud al considerar que su caso no era tan urgente como para no poder esperar a que la llamara la sanidad pública. Esa es la conclusión a la que se llega en el dictamen del Consejo Jurídico, que recomienda desestimar la reclamación de 3.300 euros.

La paciente, en la demanda que presentó en octubre de 2016, apuntó a que tuvo que acudir a una clínica privada «ante la tardanza del Servicio Murciano de Salud en intervenirla para corregir una patología traumatológica que, a su entender, precisaba de cirugía urgente». Relató la reclamante que, tras sufrir una fractura de un tobillo, fue operada en el hospital Rafael Méndez. Tras más de dos meses en rehabilitación presentó dolor, sin que pudiera apoyar el pie ni caminar y, al ver que no se concretaba la fecha en la que se procedería a la retirada del resto de material de osteosíntesis, acudió a una clínica privada de Murcia.