'Overbooking' de comisiones en el fichaje de Dani Aquino

Dani Aquino, junto a Víctor Gálvez, el día de su presentación como jugador del Real Murcia. / edu botella / agm
Dani Aquino, junto a Víctor Gálvez, el día de su presentación como jugador del Real Murcia. / edu botella / agm

«Se simuló un contrato de intermediación cuando el jugador había firmado su contrato un día antes», dice el letrado murciano en sus argumentaciones

José Otón
JOSÉ OTÓN

El fichaje de Dani Aquino por el Real Murcia está bajo sospecha, sobre todo por las comisiones que generó. El 3 de julio, el Real Murcia y el jugador firmaron un contrato por valor de 140.000 euros anuales, «desproporcionados» para la Segunda B, según la denuncia presentada ante la Fiscalía. El 4 de julio, de «forma artificial y fraudulenta», se suscribió un contrato entre el club y la empresa Sport Agency de intermediación para conseguir el fichaje de Aquino.

Para el demandante, esto es absurdo, ya que Aquino era jugador grana desde horas antes. En dicho acuerdo de intermediación, se pactan honorarios si hay fichaje: un 10% de la ficha del jugador; esto es, 14.000 euros. Según la denuncia, «se simuló de forma falsaria el contrato del intermediario», porque este ya no tiene misión alguna dado que el jugador había fichado un día antes por el Murcia. Pero, además de este movimiento poco usual, según Higinio Pérez, se han encontrado más documentos y recibos que pretenden justificar la comisión indicada. Como uno de 4 de julio de 2018, a nombre de Albert Vallés, quien percibió la suma de 14.000 euros. Posteriormente, aparece otro más, con fecha 19 de julio, del que el denunciante no ha podido determinar el autor y en el que se indica que el Murcia abonó otra cantidad de 14.000 euros como segundo pago por la comisión del fichaje de Aquino, cuando en teoría solo debía producirse un pago único.

Pero hay más, ya que Víctor Gálvez, entonces presidente del club, aseguró que la empresa Gálvez Brothers había entregado un pagaré de 14.000 euros a la cuenta Sport Agency. Según el abogado murciano, «no solo se ha simulado el contrato con el intermediario cuando el jugador ya había firmado un día antes; también se han generado hasta tres comisiones de 14.000 euros en favor de distintas personas». Higinio Pérez considera, por todo ello, que Gálvez y sus colaboradores pueden haber cometido un delito de administración desleal y corrupción en los negocios privados.

Clubes para ocultar ingresos

También, siempre según la denuncia, Raúl Moro creó el Racing Murcia City, «un club paralelo», y dispuso de «fondos en favor de este otro equipo, una conducta contraria al cumplimiento de los deberes de diligencia en los asuntos económicos», incurriendo en presuntas administración desleal y apropiación indebida. Incluso que los ingresos de las cuotas de los jugadores del Académico de Murcia, de las categorías inferiores del club, no iban destinados a las cuentas del Murcia, igual que otras actividades con colegios, campamentos, etc. Las cuentas donde se ingresaban no pertenecían al club grana, existiendo una desviación de fondos para «evitar y eludir embargos, así como para hacer disposición de fondos sin control económico».

Carrilero dice que no gestionó Real Murcia Publicidad

José Carrilero, uno de los exdirectivos del Murcia incluidos en las denuncias de Higinio Pérez, aseguró ayer que nunca administró Real Murcia Publicidad, una supuesta empresa pantalla destinada a «eludir» todo tipo de embargos. Es más, según una escritura pública a la que ha tenido acceso 'La Verdad', José Carrilero presentó su dimisión de esta sociedad a principios de octubre de 2017, por lo que, aunque no se formalizó su marcha hasta meses más tarde, nunca ejerció como administrador de esta sociedad. De hecho, esta circunstancia queda reflejada expresamente en la escritura de 15 de febrero de 2018 que formaliza su salida, cuya exposición recoge que «la administración efectiva y de hecho de la mercantil ha sido llevada material e íntegramente, desde su constitución hasta la fecha, por la sociedad Real Murcia», representada por Deseado Flores.

Carrilero afirma que no se ha llevado «ni un euro» del Real Murcia y que solo esta temporada ha puesto 35.000 euros en el club. Recuerda, a su vez, que se marchó semanas antes del partido de Copa contra el Barcelona y que años atrás pagó de su bolsillo nóminas de jugadores del Imperial, campos de entrenamiento en la Universidad y hasta 7.000 euros al Betis de Valladolid.