La Virgen del Oro de Abarán ya descansa en su santuario

La Patrona, en su traslado hasta el santuario. / J. A. MORENO
La Patrona, en su traslado hasta el santuario. / J. A. MORENO

JESÚS YELO.Abarán

Tras permanecer veintiún días en la iglesia de San Pablo, la Virgen del Oro, Patrona de Abarán, se encuentra ya en el santuario de su mismo nombre. Tras la misa a primera hora del domingo se inició el regreso en romería acompañada por unas 1.500 personas, entre ellas miembros de la Corporación municipal, así como el exalcalde Antonio Morte, que a sus 86 años no se pierde esta tradición. Antes de llegar al Puente Viejo se lanzó una traca y el cortejo iba encabezado por la banda de gaitas de Mazikandú, fiel a su cita, y tras ella la imagen de la Virgen del Oro portada por ocho vecinos. Durante el recorrido de unos tres kilómetros, se lanzaron vivas a a la imagen por parte de los fieles. Tras su llegada los devotos disfrutaron de una jornada en plena naturaleza con el disfrute de buenas viandas.

Temas

Abarán