Tres de los siete acusados de contar con un laboratorio de droga en Bullas reconocen los hechos

Los otros cuatro, nacidos en Bolivia, se encuentran en situación de busca y captura

EFEMurcia

Tres de los siete acusados de traficar con droga y de contar con un laboratorio de elaboración de cocaína ubicado en Bullas (Murcia) reconocieron este lunes los hechos durante el juicio que se ha desarrollado en la Audiencia Provincial y se han conformado con cumplir una condena de tres años de prisión.

Los acusados que han admitido el pacto de conformidad alcanzado por el fiscal del caso y sus defensas son los hermanos F.G. y A.G. y W.Z., los tres, naturales de Colombia, mientras que los otros cuatro acusados, nacidos en Bolivia, se encuentran en situación de busca y captura, al desconocerse su paradero. Entre estos últimos se encuentra J.A.V., en cuyo domicilio en Bullas fueron encontrados los utensilios propios de un laboratorio de elaboración de cocaína.

Uno de los momentos claves de este caso, conocido por «Operación Cauca», se produjo el dos de febrero de 2012, cuando se procedió a la detención de otro acusado, V.D., a su llegada al aeropuerto de Barajas, lo que permitió descubrir que ocultaba en su interior 38 cápsulas que contenían un total de 1,2 kilos de cocaína líquida, valorada en el mercado negro en más de 44.000 euros.

La acusación estatal sostiene que en los registros efectuados en los domicilios, incluidos los correspondientes a los que no comparecieron al juicio, se hallaron pequeñas cantidades de cocaína y otras sustancias estupefacientes, además de utensilios de los habitualmente utilizados en el tráfico ilícito, como bolsas de plásticos, un gato hidráulico, básculas de precisión y otros.

Las conclusiones de la fiscalía señalan también que en el laboratorio fueron incautadas determinadas cantidades de ácido clorhídrico, acetona, permanganato potásico y otros productos. También se disponía «de una gran mesa sobre la que se había colocado un foco de luz de gran potencia para el secado de la cocaína».