La regeneración de Portmán se ampliará hasta el antiguo puerto cuando se retomen las obras

Imagen de la reunión del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, con vecinos de Portmán. /Antonio Gil / AGM
Imagen de la reunión del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, con vecinos de Portmán. / Antonio Gil / AGM

El secretario de Estado de Medio Ambiente justifica la necesidad de mejorar el proyecto inicial porque había «serias dudas» con el confinamiento de los estériles mineros en la corta de San José

EFE

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, anunció este jueves a los vecinos de Portmán que el nuevo proyecto que está redactando su departamento ampliará el dragado de la bahía hasta el antiguo puerto de ese núcleo unionense, como reclamaban los representantes vecinales.

Morán se reunió en la sede de la Liga Vecinal con unos 70 habitantes de Portmán, a quienes explicó que las obras están paradas porque la Audiencia Nacional dictaminó que hay que volver a adjudicar el proyecto tras la reclamación de Acciona, segunda en el concurso detrás de la unión temporal de empresas Marco-Ciomar.

Tras recordar que esa adjudicataria ha presentado un recurso de casación contra ese fallo judicial, adelantó que sea cual sea la sentencia firme su departamento ultima un nuevo proyecto que subsane las «deficiencias no menores detectadas en seguridad y salud».

Esta mejora supondrá una inversión añadida de más del 50% del presupuesto de adjudicación a Marco-Ciomar, cifrado en 33 millones de euros, con lo que se prevé que el gasto final rebase los 50, por lo que no podrá hacerse un modificado del primer contrato, cuyo porcentaje añadido no puede rebasar el 10 % del montante inicial, sino que habrá que licitar y adjudicar uno nuevo. No quiso determinar cuándo se reanudarán las obras, puesto que hay que esperar a una sentencia firme, ni a la fecha de finalización, debido a la complejidad de los trabajos. Puso como ejemplo que la descontaminación del embalse de Flix (Tarragona) concluirá en otoño de este año tras casi seis años de obras y una paralización de los trabajos.

«No puedo daros una fecha, pero sí deciros que no nos iremos de aquí sin tener resuelto el trabajo, que se va a culminar, porque una vez que se lanza un proyecto de descontaminación, ya no se detiene», les dijo a los vecinos el secretario de Estado.

Justificó la necesidad de mejorar el proyecto inicial porque había «serias dudas» con el confinamiento de los estériles mineros, una vez secados, en la corta de San José, así como con la contaminación marina y los posibles efectos sobre la población por la acción del viento del tratamiento de los materiales dragados.

Opinó que la ampliación del dragado no va a suponer tener que redactar una nueva declaración de impacto ambiental (DIA), puesto que no «rebasa la superficie original» propuesta en el proyecto, aunque ha aclarado que serán los técnicos de su departamento los que determinen si es necesaria o no. Sin embargo, el director de la Asociación de Naturalistas del Sureste, Pedro García, animó a Morán a que se haga una nueva DIA porque el nuevo proyecto conlleva una modificación sustancial.

Los vecinos que intervinieron consideraron que la ampliación del dragado puede requerir de un nuevo espacio para depositar los estériles.