Rebajan el IBI y la tasa de obra menor a los afectados por la riada en Los Alcázares

El Ayuntamiento también negocia con Aqualia la devolución de los recibos del agua de septiembre

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Los vecinos verán reducida la presión fiscal como compensación por los gastos afrontados tras las riadas, que en muchos casos ha supuesto la pérdida de mobiliario, vehículos e incluso de la vivienda. Entre las medidas que el Ayuntamiento de Los Alcázares pone en marcha figura la bonificación en un 95% de la tasa por la licencia de obra menor, que en estos días se solicita con más frecuencia de lo normal debido a las reparaciones que los vecinos se ven obligados a hacer en sus casas para eliminar los efectos de la humedad y reconstruir paredes, suelos y accesos.

El Impuesto de Bienes Inmuebles también se rebajará, concretamente del 0,72 al 0,68 para el próximo año, con el fin de aminorar la subida que supone cada año el incremento aplicado por el Catastro tras la revisión de los valores inmuebles. Ya que el incremento de los valores catastrales no fue homogéneo en el término municipal, la rebaja del coeficiente que el Ayuntamiento aplica para recaudar el IBI supondrá una bajada del recibo para algunos vecinos y una congelación para otros. Por otro lado, los vecinos afectados por las inundaciones podrán beneficiarse de la exención o, si ya lo hubieran abonado, la devolución de la totalidad de la cuota anual del IBI debido a la ayuda aprobada por el Estado. Los beneficiarios deberán firmar una declaración jurada sobre los perjuicios que le causó la riada del pasado 13 de septiembre.

A la batería de medidas de compensación económica a los damnificados, el Ayuntamiento ha negociado con la empresa Aqualia la devolución de los recibos del agua del mes de septiembre, ya que el aumento del consumo, debido a las necesarias labores de limpieza, supuso un gasto involuntario e inesperado. Desde el Ayuntamiento especifican que se considerará afectado todo vecino que a consecuencia de las inundaciones tuviera que ser evacuado de su vivienda y realojado en los centros habilitados por el Ayuntamiento (CAR, colegio Las Claras o Apartamentos La Minería) o en cualquier otro domicilio, de familiar, amigo o alojamiento aportando documentación acreditativa del mismo.