El primer barco de turismo marinero ofrece conocer especies y pesquerías del Mar Menor

Inmaculada Torres 'bautizando' la embarcación 'Sparus'./A.S.
Inmaculada Torres 'bautizando' la embarcación 'Sparus'. / A.S.

El 'Sparus' es una embarcación multicasco, con una eslora de unos nueve metros, con capacidad para llevar a quince personas

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Son tres, y uno sin otro ya no sería lo mismo. 'Sparus', el primer barco de turismo marinero, cuenta con dos tripulantes que no son precisamente guías turísticos con el texto memorizado. Juan Tárraga, pescador con 40 años de experiencia en el Mar Menor, conoce sus aguas como su conciencia, porque a ellas ha vuelto a solas cada madrugada cuando la primera luz asoma tras La Manga. Conoce los artes de pesca, los caladeros donde se distrae cada especie, los vientos que peinan de lado cada playa y la rebeldía de la ola corta de la laguna.

El oceanógrafo Manuel Trives es su doctor Maturin, que en las novelas de Patrick O'Brian aporta el ojo científico y explorador. Juntos serán los pioneros del turismo marinero, pesquero y ambiental de la Región, donde los visitantes podrán conocer las labores pesqueras, adentrarse en una fábrica de salazones o en las rederías, solo habitadas por los viejos zorros de mar que cosen las trampas con las manos endurecidas por el salitre.

Los turistas que viajen en el 'Sparus' -dorada, en latín- podrán elegir entre una experiencia de pesca artesanal, conocer las paranzas centenarias que siguen engañando a las doradas y lubinas, las argucias de la pantasana -el arte autóctono del Mar Menor-, la sofisticación del trasmallo en el Mediterráneo o la pericia del chanquete. Incluso visitar a bordo de la flamante embarcación los 'palacios' ambientales de la costa murciana, como el Parque Natural de las Salinas, la reserva de isla Grosa, los valles y cordilleras sumergidos con experiencias de buceo, la naturaleza de las islas volcánicas del Mar Menor o las rutas del apreciado caballito de mar.

Otra travesía para no perderse es la observación de los flamencos, correlimos y cigüeñuelas en sus paraderos favoritos. También se puede contratar el 'Sparus', con sus patrones, para navegaciones nocturnas con observación de estrellas y relatos de leyendas del Mar Menor, o para complacer el paladar con un caldero marinero. Los chárter de medio día o el alquiler para eventos especiales, como las romerías, serán misiones del 'Sparus' en la laguna.

El proyecto estrella

Los turistas pueden, además, aprender la pesca del curricán, el chambel o el engaño de los calamares con potera. «Las rutas no están prefijadas porque dependen de la época de pesca de cada especie», explica el pescador Juan Tárraga, quien sin embargo ya adelanta algunos de los viajes esenciales por el Mar Menor: el tránsito por El Estacio que comunica la laguna con el Mediterráneo, las encañizadas y el merodeo por las islas. «El 'Sparus' es un trimarán, un barco multicasco, con enorme estabilidad y casi nueve metros de eslora para llevar a unas 15 personas», explica Tárraga.

La ayuda de Galpemur (Grupo de Acción Local de Pesca y Acuicultura de la Región de Murcia), entidad privada sin ánimo de lucro, ha reunido a los tres lobos de mar. Los patrones han financiado los 100.000 euros de construir el 'Sparus' con la ayuda económica del 65% de Galpemur. «Los proyectos que generan riqueza y empleo se financian al 50% con el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, pero la condición de pescador de Juan Tárraga nos permitió subir la ayuda un 15% más», resalta la gerente de Galpemur, Inmaculada Torres, quien bautizó el barco con cava en el muelle de Lo Pagán.

Para Torres, el 'Sparus' es «el proyecto estrella de Galpemur porque ha nacido del propio sector pesquero, y no es lo mismo cuando te guía y te enseña los lugares y los secretos un pescador, y además porque queremos ayudar al cambio». La diversificación laboral del sector pesquero y la conservación de la cultura artesanal figuran en los objetivos de la entidad, que abrió su primera convocatoria en la Región en 2012 y, este año, distribuirá casi un millón de euros en proyectos productivos y no productivos, como el que financió con la musealización de la lonja de Mazarrón. «Nos diferencia la cercanía, el asesoramiento y la formación que ofrecemos», indica la gerente de Galpemur, Inmaculada Torres.

 

Fotos

Vídeos