Precintan la desalobradora que da riego al campo de golf de Los Alcázares por supuestos vertidos a la laguna

Caudal que desemboca en la laguna, cerca del Albujón, con el supuesto vertido de la desalobradora. / pacto por el mar menor
Caudal que desemboca en la laguna, cerca del Albujón, con el supuesto vertido de la desalobradora. / pacto por el mar menor

La CHS inspeccionará el origen de los caudales que usan los otros resorts para mantener el césped

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) precintaron el pasado jueves una planta desalobradora que supuestamente facilita el agua de riego al campo de golf La Serena, de Los Alcázares. Las denuncias de los vecinos del entorno de la urbanización Lomas del Rame, en el extremo sur del municipio, activaron la inspección de las instalaciones y, tras comprobar que conducía a un vertido en un punto cercano a la rambla del Albujón, se procedió al precinto. Las muestras recogidas del caudal que llegaba al Mar Menor supuestamente procedente de la desalobradora ilegal permitirán «evaluar el posible daño al Dominio Público Hidráulico», según confirmaron ayer fuentes de la CHS.

El caudal presuntamente cargado de nitratos y salmuera que la desalobradora descartaba para obtener el caudal útil para el riego llegaba directamente a una zona de la playa entre Las Lomas del Rame y la rambla del Albujón. «Allí desembocaba un chorro de agua fría, que no parecía proceder de un cauce abierto, y que hemos investigado desde hace tiempo», explican desde Pacto por el Mar Menor, que recogió en primera instancia las denuncias de los vecinos. La planta precintada se encontraba en el término municipal de Cartagena, a pesar de que pertenece al resort de golf de Los Alcázares, que se encuentra próximo a la frontera entre ambos municipios.

La Confederación ha abierto una investigación para averiguar, en primer lugar, el perjuicio causado al Mar Menor con el posible vertido de sustancias nocivas, y también de qué modo se construyó la desalobradora y desde cuándo funciona de manera supuestamente ilícita.

Posible expediente

La empresa que gestiona y explota el campo de golf, así como el hotel de cuatro estrellas de la urbanización, Lomas de Pozuelo, se enfrenta a un posible expediente sancionador por el sistema de provisión de caudales de riego que ha utilizado hasta ahora. Si se comprueba que ha causado daño al Dominio Público Hidráulico, habrá sanción para el propietario de la planta en doble dirección, por la propia instalación supuestamente sin autorización, y por el posible daño causado al Mar Menor, según informó ayer la CHS.

A la empresa se le sumará además un expediente informativo que abrirá el Ayuntamiento de Los Alcázares, titular del campo de golf y arrendador del recinto a la empresa que lo ha explotado hasta ahora. «Habrá un contrato que la empresa tendrá que cumplir, por lo que investigaremos si ha incurrido en una irregularidad que pueda llevar a un expediente sancionador», explicó ayer el concejal de Medio Ambiente, Antonio Luis López Campoy.

El conflicto de la desalobradora se suma a los procesos judiciales abiertos entre la empresa y el Ayuntamiento debido al exceso de edificabilidad en la urbanización y que, tras varios recursos que han dilatado la actualización legal de la zona ocasionando perjuicios económicos a varios vecinos, llevó al Supremo a anular el plan parcial Lomas del Rame, de más de dos millones de metros cuadrados, lo que mantiene en la actualidad la suspensión de cualquier licencia de obra dentro del perímetro de la urbanización.