Portmán exige que se ensanche el vial a su única playa abierta

Los vecinos en su recorrido, ayer, por la carretera. / P. S.
Los vecinos en su recorrido, ayer, por la carretera. / P. S.

Los vecinos reclaman soluciones ante el riesgo de accidentes en la carretera de El Lastre durante este verano

P. S.

Alrededor de un centenar de vecinos de La Unión y Portmán se manifestaron ayer para exigir al Ayuntamiento de Cartagena el ensanchamiento «para peatones y vehículos, de forma urgente» de la carretera de El Lastre, una estrecha vía de algo más de un kilómetro de longitud, y entre un metro y medio y dos metros de ancho, que permite el acceso a la única zona de playa abierta de la Bahía de Portmán, en su lado este.

Y es que el otro espacio de baño, conocido como playa de San Bruno y coincidente con el frente marítimo de la ensenada, permanece cerrado al público debido a las obras de regeneración que acomete el Ministerio de Medio Ambiente.

Aunque la totalidad del núcleo urbano de Portmán y el dominio público marítimo-terrestre de la bahía pertenecen al término municipal de La Unión, esta carretera, el faro, la batería militar de La Chapa y una amplia zona de pinar de los alrededores, forman parte del municipio de Cartagena, dentro del Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila.

La manifestación partió desde los aparcamientos de la playa de El Lastre (conocida así por los antiguos marinos de Portmán al ser el recodo de la bahía donde lastraban los barcos) hasta la intersección con la carretera RM-314, cuyo tráfico en todos los sentidos estuvo cortado una media hora debido a la concentración de los manifestantes en la rotonda.

El presidente de la Liga de Vecinos de Portmán, Daniel Portero, explicó que la protesta se debe al «total abandono» de la carretera y cuenta con el apoyo «unánime» del resto de colectivos de la pedanía, «amas de casa, club náutico, asociación La Farola, hogar de la tercera edad, agrupación deportiva, asamblea local de la Cruz Roja, cofradías del Cristo del Silencio y de la Virgen Dolorosa, agrupación cultural, Portmán Teatro y Asociación de Vecinos Bahía de Portmán».

Además, hubo representación de la Asociación de Vecinos de La Unión, de la federación de asociaciones de vecinos de Cartagena y Comarca (Favcac), el alcalde de La Unión, Pedro López Milán, concejales de su equipo de gobierno, el pedáneo Ventura Lozano y el edil de Izquierda Unida, Miguel Ángel Cárceles.

Portero reconoció que el regidor unionense ha hecho gestiones con su homóloga de Cartagena, Ana Belén Castejón, pero «la respuesta ha sido la misma que a los colectivos: cero». De todas formas, el presidente de La Liga pidió a López Milán «que haga más para solucionar este problema», ya que «es evidente que se podrían producir serios accidentes porque el tráfico tanto peatonal como de vehículos se va a multiplicar este verano». Portero lamentó la «nula» intención del Consistorio cartagenero para aportar soluciones.

«No hay dinero»

Por su parte, el primer edil de La Unión dio cuenta de sus gestiones con Castejón y concejales de su equipo de gobierno, quienes argumentan, enfatizó López Milán, «que no hay dinero». E insistió en que él les hizo ver que el Ayuntamiento de La Unión «no puede hacerse cargo» de unas obras que no pertenecen a su municipio y les propuso dirigirse a la Autoridad Portuaria de Cartagena, «que alguna implicación debería tener en lo que concierne a los accesos a la pequeña dársena de El Lastre».

 

Fotos

Vídeos