Un vecino de Beniel: «¿Policía? Están robando en la casa de enfrente; veo luces de linternas en el salón»

Ventana por la que accedieron a la casa los ladrones. / La Verdad
Ventana por la que accedieron a la casa los ladrones. / La Verdad

Los agentes locales sorprenden a dos hombres durante el asalto a una casa situada en una zona de huerta

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZ

«¿Policía? Buenas noches. Estoy viendo luces de linterna en la casa de enfrente y los propietarios no están. El perro no para de ladrar. Creo que están robando». Este aviso de un vecino a la sala del 092 puso en marcha a una patrulla con dos agentes y un cabo que, alrededor de las 00.50 horas de la madrugada del martes, lograron frustrar un robo en una vivienda situada en el camino Brazal de Álamos, en el municipio de Beniel. Cuando llegaron al lugar indicado por la operadora, los efectivos vieron a una persona encapuchada saltar desde una ventana hacia la calle y salir corriendo adentrándose en una zona de huertos. Los tres agentes decidieron en ese momento acceder a la casa por la misma ventana que había utilizado el sospechoso para salir huyendo de la propiedad.

Agazapado en el pasillo

Una vez dentro de la vivienda, los policías sorprendieron durante el registro a una persona agazapada en el pasillo de la casa a la que le ordenaron que se tumbara boca abajo. El intruso, haciendo caso omiso al requerimiento, se incorporó y salió corriendo en dirección a un agente al que empujó y tiró al suelo. Ante la actitud de resistencia del sospechoso, los otros dos policías se abalanzaron sobre él y, tras un forcejeo, lograron esposarlo y detenerlo.

En el asalto a la casa, los cacos no lograron hacerse con ningún objeto de valor. El arrestado, de nacionalidad argelina y 22 años de edad, está acusado de un delito de robo en interior de vivienda. Los agentes de la Guardia Civil tratan de localizar ahora a la otra persona que participó en el asalto y que finalmente logró huir.