Piden quince años de cárcel al acusado de matar a su vecino a puñaladas por su odio a los árabes

Audiencia Provincial de Murcia./NACHO GARCÍA / AGM
Audiencia Provincial de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM

Los hechos ocurrieron el 1 de septiembre de 2016 en Lorquí, el hombre se enfrenta a un delito de homicidio

EPMurcia

El Ministerio Fiscal pide 15 años de cárcel para un individuo acusado de matar a su vecino marroquí en Lorquí con un cuchillo de cocina de 21 centímetros de hoja «imbuido» en un ánimo hostil contra él y hacia las personas de origen árabe, según el escrito de conclusiones provisionales.

El juicio dio comienzo este lunes, a las 9.30 horas, en la Sección número 3 de la Audiencia Provincial, y se extenderá previsiblemente a lo largo de toda la semana.

El acusado, de 37 años de edad en el momento de los hechos, venía prodigando públicamente expresiones de intolerancia y animadversión hacia las personas de raza árabe, actitud que se agudizaba con el habitante del piso contiguo al suyo, natural de Marruecos. En concreto, el Fiscal remarca que el acusado increpaba a su vecino y le «achacaba sin fundamento molestias de toda clase, habiendo llegado al extremo de romperle la puerta en el mes de agosto de 2016».

Así, sobre las 22.30 horas del 1 de septiembre de 2016, el acusado se dirigió al rellano de la vivienda «imbuido del ánimo hostil que albergaba hacia su vecino y las personas de su origen, pertrechado con un cuchillo de cocina de 21 centímetros de hoja resguardado en el cinto y resuelto a dar cumplimiento de sus tan repetidas amenazas de muerte».

El acusado, valiéndose de su propia fuerza o con el auxilio de algún objeto contundente, derribó la puerta de acceso al interior de la casa, en la que penetró empuñando el cuchillo. Le salió al paso uno de sus vecinos, al que infligió tres heridas «con propósito letal» que le provocaron la muerte en un breve período de tiempo. El acusado abandonó la vivienda inmediatamente después, al tiempo que se le oía decir «ya me lo he cargado, ya me he quedado a gusto», dirigiéndose a la casa de sus padres, donde ocultó el arma utilizada en la mortal agresión debajo de un colchón de una de las habitaciones.

Al ser detenido por los agentes de la Guardia Civil, el acusado presentaba una herida en la cabeza, precisada de cuatro grapas de sutura, y una rozadura o arañazo en la parte posterior del brazo izquierdo, sin que se pudiera determinar la causa de las mismas. La víctima tenía 33 años en el momento de los hechos, y su hermano reclamó por el daño moral sufrido, en nombre de los perjudicados.

El Fiscal explica que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio por el que procede imponer al acusado 15 años de cárcel. Asimismo, pide que el acusado indemnice a cada uno de los ascendientes de la víctima con 50.000 euros por el daño moral sufrido, y 28.000 euros a los hermanos. Asimismo, pide que indemnice al propietario de la casa por los daños ocasionados en la puerta en 440 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos