«Lo peor es la impotencia y la cara de tonto que se te queda»

«Lo peor es la impotencia y la cara de tonto que se te queda»

José ha tenido que aprender a llorar con un solo ojo. El mero hecho de llevar casi un año sin sufrir un asalto a su explotación de corderos casi es motivo de satisfacción, por más que la lógica indique que esa tendría que ser la situación normal. Ocurre, sin embargo, que durante largos años los saqueos se encadenaban sin descanso. «He sufrido muchos robos, muchos. Un montonazo. Es que eran muy continuos. Y he perdido mucho dinero. Al final llegas a la conclusión de que estás trabajando para engordar a los sinvergüenzas. Y lo peor de todo es la impotencia que sientes y la cara de tonto que se te queda».

Los datos existentes ofrecen pocas dudas de que la banda desarticulada ahora está detrás de algunos de esos asaltos, por no decir de la mayoría. «Me han citado a juicio dentro de unos días por uno de esos robos. El acusado es un portugués, un tal Vitor. Parece que casi siempre eran los mismos. A todo aquel que tenía ganado en esta zona lo llevaban machacado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos