La «peligrosidad» de los novillos obliga a reforzar todo el vallado

Un vecino se agarra a las maderas de refuerzo instaladas por el Ayuntamiento, el viernes. /J.A. MORENO
Un vecino se agarra a las maderas de refuerzo instaladas por el Ayuntamiento, el viernes. / J.A. MORENO

El encierro de los astados de Monteviejo recorre, a partir de las 3 de la tarde, las calles del casco viejo hasta la plaza de toros

JESÚS YELOBlanca

Blanca ya está en fiestas. Unos 90 efectivos de Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil, además de vigilantes de seguridad privada y operarios municipales, se encargarán de velar por la seguridad en el encierro, que se celebrará la tarde del sábado, a partir de las 15 horas, y que será presenciado por miles de personas. Para la cita, el Ayuntamiento reforzó los más de 300 metros de vallado «ante la peligrosidad de los novillos de Monteviejo», hierro de Victorino Martín, que correrán por primera vez por las calles del caso histórico.

Según informa el Consistorio, durante la carrera habrá seis ambulancias con personal sanitario, que atenderán a los heridos en el caso de que se produzca algún percance. El itinerario del encierro, declarado de Interés Turístico Regional, comprenderá, tal y como viene siendo habitual, las calles Barrionuevo, Basilio, Mayor, la plaza de iglesia, Pedro Cano, Frutas de Levante y finalizará en la plaza de toros.

Obsequio de Pedro Cano

Las fiestas de San Roque, de marcado acento taurino, comenzaron en la noche del pasado jueves con el pregón del periodista Diego Vera, que realizó una defensa de la fiesta brava en su aspecto cultural. Así, Vera elogió la tradición taurina de Blanca «desde hace varios siglos» y enumeró las principales figuras que desfilaron por el municipio, como Pedro Barrera, Pepín Liria y Antonio Mondéjar, entre otros. La plaza de la iglesia albergó a unas 300 personas y la alcaldesa, Ester Hortelano, le obsequió con la figura de un toro.

Anoche tuvo lugar uno de los actos más significativos de las fiestas, el hermanamiento de Anguillara Sabazia y Blanca, que se celebró en el céntrico Teatro Victoria. Previo a este acto, el cronista oficial de Blanca, Ángel Ríos, presentó el libro 'Historia del hermanamiento Anguillara Sabazia- Blanca', que regaló a cada asistente. Y la sala de exposiciones acogió, además, una muestra fotográfica del vigésimo aniversario. Ya en el teatro y tras las intervenciones de los representantes de Blanca y del pueblo italiano, el pintor Pedro Cano obsequió a los asistentes con una lámina suya en «una noche histórica».

Está previsto que el sábado por la mañana, sobre las doce del mediodía, se celebre un encierro infantil, organizado por la peña taurina Manolete. Y mañana, domingo, dará comienzo el ciclo de novilladas picadas. Abrirá cartel el murciano José Manuel y Juan Carlos Benítez, que lidiarán novillos de Monteviejo. El lunes harán el paseíllo, en un mano a mano, Fran Ferrer y Alfonso Ortiz, que se las verán con cuatro astados de Santa Teresa. Y el día 15 le tocará el turno a Javier Moreno y a Darío Domínguez, con novillos de Gabriel Rojas. Los festejos darán comienzo a las 19 horas.

 

Fotos

Vídeos