La Patrona de Mula volverá a vestirse con su traje de gala del año 1939

Una vecina mira el vestido. / J. L. P.
Una vecina mira el vestido. / J. L. P.

La imagen de la Virgen del Carmen lucirá el vestido restaurado y el escapulario que le regaló su primera camarera

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑERO

La imagen de la Patrona de Mula, Nuestra Señora del Carmen, volverá a vestir su traje de gala de 1939. La titular de la Hermandad lucirá así con todo esplendor el vestido y escapulario que su primera camarera, Josefa Perea, le regalara en el año que acabó la Guerra Civil y que fue confeccionado en un taller de Madrid.

Los trabajos de restauración del traje han consistido en pasar los bordados en hilo de oro de la seda marrón antigua, que se encontraba bastante estropeada, a una seda marrón nueva y con forro marrón moaré, quedando la estampa que nos remonta a 1939. Así, la imagen de la Virgen podrá procesionar en su próxima festividad como lo hiciera en tiempos anteriores, ya que con dicho vestido no salía a la calle desde 1987, aunque no dejó de llevarlo en el interior del templo hasta 1998. El vestido está expuesto en una mercería de la céntrica calle Boticas, en la mercería Risueño, para que los ciudadanos puedan verlo de cerca.

Visitas guiadas en fiestas

Por otro lado, la Concejalía de Turismo muleña ha organizado una nueva edición del programa de visitas guiadas gratuitas 'Sé turista en tu ciudad', coincidiendo con las fiestas patronales y con la celebración del Día Internacional de Turismo, con el objetivo de acercar el patrimonio turístico-cultural a los ciudadanos.