La oposición impone la redacción de otro PGOU y el alcalde se lo encarga a la UPCT

Panorámica de los terrenos y la zona residencial en el área de expansión del paraje Roma, en el término municipal de La Unión./P. S.
Panorámica de los terrenos y la zona residencial en el área de expansión del paraje Roma, en el término municipal de La Unión. / P. S.

El Pleno pide un nuevo diseño urbanístico, pero López Milán advierte de que «no hay presupuesto para contratar a una empresa especializada»

P. S.

La redacción de un PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), que sustituya a las vetustas Normas Subsidiarias de Planeamiento, aprobadas en 1979, vuelve a generar polémica. El alcalde, Pedro López Milán, anuncia que su elaboración se va a encargar a la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) después de que el Pleno, con los votos a favor de PP, Cs e IU y en contra de los concejales del Gobierno local (PSOE), aprobasen una moción que insta a la elaboración del documento, «dotándolo con la correspondiente partida presupuestaria».

En esta moción se unieron, por primera vez en esta legislatura, los tres grupos de oposición, ya que hasta la fecha, en la mayoría de ocasiones, los ediles únicos de Cs e IU habían apoyado las propuestas más importantes del Gobierno local en minoría. El Grupo Popular celebró el respaldo.

La portavoz del PP, Verónica Vegas, aseguró que el regidor y su equipo, «han quedado aislados con una justificación tan repetida y manipulada como es la situación económica actual del Ayuntamiento a causa de la deuda». En mi opinión, «no pueden gastarse unos 100.000 euros en este menester, pero sí destinar 118.000 euros a cambiar el césped artificial de campo de fútbol del polideportivo». Para Vegas, «no es cuestión de recursos, que son escasos, es cuestión de prioridades y la actitud del PSOE es sectaria, sin tener en cuenta los intereses de todos, fruto de viejas rencillas, que no le permiten a López Milán apoyar cualquier asunto que provenga del PP, sin valorar nada más».

PP, Cs e IU se unen por primera vez en esta legislatura para sacar adelante la moción

Según los populares, el PGOU es una iniciativa «muy demandada por toda la sociedad, una herramienta esencial para el futuro desarrollo del municipio y toda la comarca». En la época actual, prosigue Vegas, «y con retos tan importantes como el desarrollo de Portmán, así como dotar de las infraestructuras necesarias y eliminar las barreras urbanísticas endémicas en La Unión, se hace necesario el PGOU de cara a establecer una ordenación urbanística, sostenible y respetuosa con el medio ambiente».

Unas críticas que rechaza «de plano», el alcalde, salvo, añade, en la necesidad de acometer la redacción del Plan. Así, López Milán está de acuerdo con la iniciativa, excepto en lo que concierne a la dotación presupuestaria. «No hay dinero para contratar con una empresa especializada y no nos podemos comprometer en los presupuestos a un gasto que no se puede asumir», aseguró.

El encargo a la UPCT adujo, «ya ha comenzado con reuniones previas de grupos de trabajo de la Universidad y el Ayuntamiento», y aunque conllevará una compensación económica, «saldrá mucho más ventajoso para las arcas que una licitación pública». Sobre la inversión en el campo de fútbol, acusó al PP de «demagogia», ya que «todo el mundo sabe que es la instalación más utilizada por los unionenses desde hace años y el césped tiene que ser sustituido porque tiene ya años y está muy deteriorado».

Por su parte, el edil de IU, Miguel Ángel Cárceles, subrayó que su apoyo a la moción viene dado porque en La Unión «necesitamos unas normas generales sobre cómo queremos orientar el desarrollo urbanístico de nuestro municipio y llevamos mucho tiempo sin ellas, además de que se hará con la participación de los colectivos y asociaciones de forma abierta y pública y no solo con los partidos políticos a puerta cerrada». Estos plantes son «muy lentos y costosos, por eso hay que empezar ya, sin prisas pero sin pausas», subrayó el edil de IU.

Derogación en 2008

Con todo, la tramitación de un PGOU tiene un precedente que acabó en 2008, cuando el Gobierno del PP, con el apoyo de IU, derogó el Plan que había dejado ultimado el PSOE en el período 2003-2007. Entonces, PP e IU adujeron la ausencia de una Declaración de Impacto Ambiental y, además, «insostenibilidad, escasa participación ciudadana y falta de protección del patrimonio natural y minero». Y aunque no llegó a concretarse una nueva redacción, el Gobierno local liderado por Francisco Bernabé y apoyado tácitamente por el edil de IU, José Haro, se propuso «fijar una importante reducción de la edificabilidad, al menos 7.000 viviendas en el cuenca visual Portmán y Sierra Minera, y elevar la protección del patrimonio minero y medioambiental».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos