El Ministerio recibirá a la plataforma contra la línea de alta tensión de Zarcilla

La publicación en el BORM de la aprobación del proyecto de Red Eléctrica de España de 'Ampliación de la subestación Totana 400 kV. Nueva posición de línea Planta Solar Lorca' volvió a poner en alerta a los vecinos

Pepa García
PEPA GARCÍAMurcia

La publicación en el BORM (el pasado miércoles 3) de la aprobación del proyecto de Red Eléctrica de España de 'Ampliación de la subestación Totana 400 kV. Nueva posición de línea Planta Solar Lorca' ha vuelto a poner en alerta a los vecinos, administraciones y empresas afectados por el proyecto de la línea de alta tensión para evacuar la energía de la macroplanta solar que X-Elio Andaltia Murcia quiere construir, al que se oponen. «No deja de ser sorprendente que se apruebe este proyecto, teniendo en cuenta que el Ministerio denegó la autorización del proyecto de la planta de Zarcilla por su posible afección al sisón -Medio Natural se lo volvió a recordar al Ministerio en su último informe- y que la nueva modificación no tiene aprobada ni la declaración de impacto ambiental ni el proyecto, lo mismo que la línea de alta tensión de Zarcilla a Totana», comentan desde Ecologistas en Acción, que en agosto presentaron alegaciones a la evaluación de impacto del proyecto modificado por X-Elio.

Pendientes de la reunión con la Subdirección General de Energía Eléctrica, que tendrá lugar el próximo 11 de octubre en Madrid, la plataforma contra la LAAT ha convocado para el próximo martes 8 una asamblea en el Ayuntamiento de Totana «para estudiar los pasos a seguir», adelanta Claudio Pallarés, presidente de la LAAT. A ella asistirán, además de los representantes de la plataforma, los alcaldes de Totana, Juan José Cánovas, y de Aledo, Javier Andreo, comprometidos desde el inicio con la defensa de los intereses de cientos de sus vecinos. «Vamos a invitar al nuevo alcalde de Lorca, Diego José Mateos, a ver si se suma a la plataforma o, por lo menos, nos escucha, ya que hasta ahora el Ayuntamiento de Lorca no ha querido ni recibirnos. No hay que olvidar que vecinos de las pedanías altas lorquinas también se oponen», recuerdan desde la plataforma.

Consideran la línea proyectada «una aberración. Seguimos en una posición firme de que no se ejecute una línea de 40 km. Sobre todo porque el mismo sol hay en Zarcilla que en Totana; si fuera petróleo...», dice el alcalde de Aledo. Y desde los ayuntamientos están estudiando las acciones a emprender porque los últimos anuncios les hacen creer que «se puede retomar» un proyecto que daban por muerto.