El mallado de taludes en la carretera a Blanca acabará antes de fin de año

Operarios colgados ayer en el talud para instalar las mallas. / MORENO
Operarios colgados ayer en el talud para instalar las mallas. / MORENO

Las obras buscan acabar con los desprendimientos que se producen desde que se realizó el nuevo trazado de la RM-514

JESÚS YELOAbarán

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, supervisó ayer las obras que se están realizando en Abarán, en la RM-514, para la estabilización de taludes y protección con mallado que evite los desprendimientos de tierras y piedras en episodios de lluvia o viento. En su desplazamiento estuvo acompañado por el concejal de Obras y Urbanismo, Jaime Tornero, además de técnicos municipales y encargados de la empresa que realiza las obras.

Las actuaciones que está llevando a cabo la Consejería de Fomento e Infraestructuras reforzarán la seguridad de los más de mil vehículos que transitan a diario en este vial que conecta con Blanca. El presupuesto es de 190.400 euros y las obras tienen un plazo de ejecución de tres meses. Se instalan dos mallas, una a cada lado de la vía, con el fin de proteger sus laderas contra los desprendimientos.

Temas

Abarán