Un joven solo sufre contusiones tras ser cogido por dos reses en Moratalla

Un joven es embestido en el quinto encierro de las fiestas de Moratalla. / LV

Las vacas de Partido de Resina protagonizan una carrera peligrosa que acabó con el mozo en el Hospital del Noroeste

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Un hombre resulto herido ayer tras sufrir una espectacular cogida en el quinto encierro de Moratalla. Por suerte, el joven, de unos treinta años y vecino de Albacete, no sufrió cornada, aunque el aparatoso revolcón, protagonizado por dos vacas, le provocó «diversas policontusiones en la zona abdominal», según informó el alcalde, Jesús Amo.

Las vacas, de la ganadería de Partido de Resina, iniciaron una carrera con velocidad y en la que se vivieron momentos de gran peligro. La fuerte cogida se produjo en la carretera de Calasparra. «El revolcón ha sido bastante fuerte; es un milagro que no lleve cornada. Todos nos hemos quedado sorprendidos, porque las vacas se han cebado con él y una de ellas lo ha empotrado contra la valla de seguridad», explicó el regidor. La mayoría de mozos que participaban ayer en la quinta carrera intentaron por todos los medios quitar de encima de este mozo a las reses, pero sin éxito. Tras veinte segundos de angustia, el volteado quedó tendido en el suelo, inconsciente, después de recibir una fuerte paliza que impactó a todos los asistentes.

Los servicios sanitarios de Emergencias trasladaron con rapidez al hombre hasta el centro de salud de Moratalla, con el objetivo de realizarle una primera valoración. «Tras examinarlo, fue conducido hasta el Hospital Comarcal del Noroeste, donde permanecerá en observación durante las próximas horas», informó Amo. El alcalde explicó que «ha estado inconsciente durante unos segundos. Después, ha entrado y ha salido por su propio pie al centro de salud, aunque nadie le quita la paliza que lleva encima», apuntó.