La interinidad del Gobierno central ralentiza el nuevo proyecto de regeneración de Portmán

Un pescador pasa esta semana por delante de un grupo de aves en la bahía de Portmán. / j. m. rodríguez / agm
Un pescador pasa esta semana por delante de un grupo de aves en la bahía de Portmán. / j. m. rodríguez / agm

El alcalde y los vecinos admiten «desánimo» respecto a una pronta reanudación de las obras

P. S.LA UNIÓN

No hay visos ni a corto ni a medio plazo de ver de nuevo en marcha las obras de regeneración de la bahía de Portmán, paralizadas desde abril por una resolución del Ministerio de Transición Ecológica. La interinidad del Gobierno central, que podría prolongarse en caso de ir a elecciones generales el próximo 10 de noviembre, «está provocando un 'pelín' de desánimo entre la población, porque está claro que esta situación está afectando a la redacción del nuevo proyecto de regeneración», admite el portavoz vecinal de Portmán, Daniel Portero. En la misma línea, el alcalde de La Unión, Pedro López Milán, confirma que «no hay nada nuevo, porque el hecho de que el Ministerio esté en funciones hace que todo se retrase e, incluso, que lo que estén haciendo no se publicite».

En realidad, «no sabemos si mucho o poco están haciendo desde el Ministerio», lamenta Daniel Portero, puesto que las últimas noticias son que «[el Ministerio] ya tiene sobre su mesa una propuesta de ampliación de la superficie de dragado de la bahía -elaborada por el jefe de la Demarcación de Costas de Murcia y director de obra del proyecto de regeneración de Portmán, Daniel Caballero- y nos dicen que la comisión de seguimiento, que es donde nos pueden informar sobre cómo va el nuevo proyecto y cuándo podría licitarse la obra, no puede convocarse por estar en funciones el Gobierno».

Por su parte, fuentes del PSRM-PSOE aseguran que el Ministerio de Transición Ecológica en funciones «está trabajando en el nuevo proyecto porque es un asunto prioritario para el Gobierno», pero no ofrecen más detalles sobre el estado en que se encuentra la redacción del documento.

«Por enésima vez»

Otro elemento que induce a pensar, según los colectivos vecinales, que la licitación del nuevo proyecto podría retrasarse, es la tramitación de una nueva Declaración de Impacto Ambiental. El portavoz vecinal, Daniel Portero, espera que «no sea el caso», porque de lo contrario, «habría todavía más demora para sacar a contratación el proyecto». En cualquier caso, el líder vecinal reitera, «por enésima vez», que «en ningún caso Portmán va a renunciar a regenerar la bahía y va a conformarse con que se eche una capa de arcilla encima de los estériles». Portero subraya, además, que «es irrenunciable recuperar el puerto de usos tradicionales que existía en 1957».

La cifra

50
millones de euros es la inversión aproximada en el nuevo proyecto de regeneración, según las previsiones del Ministerio de Transición Ecológica.

En su visita del mes de abril a Portmán, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, afirmó que habría un nuevo proyecto de regeneración, por importe de al menos 50 millones de euros. Reconoció que el proyecto que se elaboró en el año 2011, se licitó en 2015 y comenzó a a ejecutarse en 2016 era «claramente insuficiente» para dar respuesta a las necesidades de regeneración de este espacio «con las debidas garantías de seguridad para la población y de respeto al medio ambiente durante las obras». Eso, unido a una resolución de la Audiencia Nacional sobre el procedimiento de adjudicación de las obras, obligó a emitir un decreto de paralización de estos trabajos.

La tramitación de una nueva declaración de impacto ambiental hace temer a los vecinos un mayor retraso

La comisión de seguimiento no se convocará hasta que haya nuevo Ejecutivo

En ese fallo, el tribunal daba la razón a Acciona, segunda empresa en puntuación del procedimiento, y ordenaba volver a adjudicar el proyecto. A renglón seguido, la adjudicataria y ejecutora de las obras, Marco-Ciomar, recurrió en casación ante el Tribunal Supremo, sin que haya pronunciamiento siquiera sobre la admisión a trámite del mismo. En este punto, los colectivos vecinales y el Ministerio discrepan. Portero entiende que si se trata de un proyecto nuevo «podría licitarse de inmediato cuando estuviese terminado». Sin embargo, Hugo Morán sostuvo en abril que, cuando el litigio entre empresas concluya en el ámbito de la Justicia, estará «todo preparado» para sacar a licitación el nuevo contrato. «No podemos maniobrar sin conocer la decisión de la Justicia», reiteró el alto cargo.

Ampliar el área de dragado

Sobre el contenido del nuevo proyecto, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, se comprometió en abril a ampliar el área de dragado de los estériles hasta el antiguo puerto de usos tradicionales de la bahía, y dejó claro que «tiene que ser nuevo y no uno complementario del original, porque la normativa es clara en ese sentido».

La adjudicación a Marco-Ciomar en 2016 se llevó a cabo por algo más de 32 millones de euros, de los cuales se invirtieron diez millones hasta el momento de la interrupción de las obras.

Un refugio para las aves

La paralización de las obras de regeneración ha ocasionado, entre otras cosas, que una gran laguna de 80.000 metros cuadrados de entre un metro y tres metros de profundidad esté siendo frecuentada por aves. Lo más llamativo es que, en las últimas semanas, varios vecinos han observado atónitos una bandada de flamencos que se detiene a comer en la laguna. De consolidarse este espacio pantanoso con mezcla de agua salada y dulce como asentamiento de aves, posiblemente sea catalogado de interés por las organizaciones ecologistas.