La Feria de Minerales y Fósiles de La Unión monta una exposición propia para invidentes

Un hombre observa uno de los 39 expositores con los que cuenta la XXIII Feria de Minerales y Fósiles de La Unión./J. M. Rodríguez / AGM
Un hombre observa uno de los 39 expositores con los que cuenta la XXIII Feria de Minerales y Fósiles de La Unión. / J. M. Rodríguez / AGM

La organizacion podría suspender la muestra si llueve, por las goteras en el Antiguo Mercado Público

P. S.
P. S.La Unión

La vigésimo tercera edición de la Feria de Minerales y Fósiles de La Unión, organizada por la Federación de Empresarios y el Ayuntamiento, está llamada a marcar un hito histórico en su joven trayectoria por la cifra de visitantes prevista, 15.000 personas, pero sobre todo por la exposición montada exprofeso para personas invidentes y ciegas. No obstante, podría suspenderse si la lluvia hace acto de presencia.

La muestra se inauguró este jueves sin contratiempos porque no hubo precipitaciones, pero si en las dos jornadas restantes que conforman el programa, viernes y sábado, se confirma el pronóstico del tiempo, con lluvias persistentes a lo largo de ambos días, «probablemente habrá que suspender la feria porque el Antiguo Mercado Público tiene goteras y ya sabemos desde hace mucho tiempo que cuando llueve el interior se encharca», aseguraron a 'La Verdad' fuentes de la organización. Un mal secular que afecta al monumento unionense que, en los próximos meses, se intentará subsanar con la primera fase de un proyecto de rehabilitación que pondrá en marcha su titular, el Ayuntamiento.

Pero en el caso de que no se cumpla la previsión del tiempo y la que es ya la tercera feria de minerales más importante de España pueda desarrollarse sin contratiempos, los visitantes podrán disfrutar de los cientos y cientos de piezas maravillosas que exhiben los 39 expositores que este año se apuntaron al evento. Y es que durante toda la jornada del jueves el ir y venir de personas de todas las edades y procedencias fue continúo por las escalinatas del Antiguo Mercado unionense, cuyos visitantes que lo hacen por primera vez quedan embelesados por la belleza de tan singular edificio modernista.

Con todos estos atractivos, sin embargo, lo más importante de la feria 2019 es su carácter inclusivo. La organización llevaba años pensándolo, pero por fin en esta edición se ha montado un expositor de más de siete metros de largo para que las personas invidente o ciegas puedan sentir las características de minerales y fósiles. Son once piezas, entre galenas, piritas y blendas de La Unión, y trilobites y ammonites fosilizados hace millones de años. «Para ello, hemos contado con la colaboración de la ONCE, que ha desplazado un equipo de para coordinar las visitas guiadas a esta exposición», afirmó más que orgulloso Eliecer Pérez, director técnico de la Feria de Minerales y Fósiles. Pérez subrayó que se han elegido minerales y fósiles «sencillos, sobre todo en cuanto a forma, para que las explicaciones puedan ser más fáciles de asimilar».

La gran mandíbula

Como cada año, los fósiles ocupan una parcela destacada y cada año hay una exposición de alguna pieza de valor. Y este año es una mandíbula de 'Cacharadon Megalodon', que ya se expuso en 2014, pero que «por su éxito entonces hemos decidido repetir», dijo Eliecer Pérez.

Además de esta, en la feria se podrá ver y adquirir los tradicionales trilobites, que son fósiles de los invertebrados marinos del Paleozoico (hace 570 millones de años), considerados como los animales más antiguos conocidos; y los ammonites, cefalópodos parecidos a los calamares, del Devónico (380 millones de años). Además, por su puesto, de una amplia variedad de minerales de todo el mundo: baritinas (intenso color azulado) de la Sierra Minera, malaquitas del Congo, amatistas de Brasil -un mineral que fue considerado piedra presiosa hasta la Edad Media-, vanadinitas de Marruecos y rosas del desierto (yeso).