Gran batida con drones y perros para tratar de localizar al joven desaparecido en Casas Nuevas

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑERO

Unos doscientos voluntarios y miembros del regimiento Zaragoza 5, de Javalí Nuevo, realizarán este fin de semana una gran batida de búsqueda para encontrar a Alberto Hernández, el joven desaparecido el pasado 4 de agosto en la pedanía muleña de Casas Nuevas.

La batida contará con la colaboración de los ayuntamientos de Mula y Pliego y de varias unidades caninas, además de un equipo de voluntarios de la Guardia Civil de Granada. Hasta once drones se incorporarán, además, a esta búsqueda, según explicó Jerónimo Hernández, hermano del desaparecido. Este lamentó que el dispositivo de búsqueda por el campo «se abandonó demasiado pronto», aunque prácticamente todos los fines de semana, desde hace seis meses, se han realizado batidas organizadas por la familia y en las que participaban hasta una veintena de voluntarios.

El dispositivo estará dirigido por expertos y coordinado por voluntarios del Ejército y de la UME. El perímetro que se va a rastrear es de uno o dos kilómetros cuadrados, en una zona en la que hay varios pozos, uno de ellos destapado y a tan solo tres kilómetros de la última señal del móvil de Alberto. Su hermano solicita a las administraciones que los pozos que hay abiertos en la zona norte de Sierra Espuña sean precintados para evitar caídas, pero «que sean inspeccionados antes por si Alberto hubiera caído en alguno de ellos».