Éxito de participación en el desfile medieval de Calasparra

Una de las formaciones que ayer participaron en el desfile. / ayto.
Una de las formaciones que ayer participaron en el desfile. / ayto.

LA VERDAD.

Calasparra vivió ayer uno de sus días más grandes con la celebración del desfile medieval, un cortejo en el que participaron dos kábilas de moros y cristianos, además de soldados, caballistas y el grupo de danza Espiga de Oro de Calasparra. El cortejo, con el que se conmemora la donación de la villa a la Orden San Juan de Jerusalén, partió a las siete y media de la tarde desde la avenida Juan Ramón Jiménez, continuó por la plaza del Arrocero, recorrió la Corredera y finalizó en la avenida Primero de Mayo. «El desfile se va superando cada año. Cada vez hay más participación y nos sentimos muy orgullosos de este cortejo», comentó el concejal en funciones Antonio Merino. Las calles se llenaron de vecinos y visitantes, que no quisieron perderse un cortejo que duró más de dos horas.