El equipo de gobierno de Fuente Álamo aprueba los sueldos gracias a la abstención de PSOE y Vox

La formación de Abascal arranca el compromiso de rebajar el salario a los políticos en 2020

S. SÁNCHEZFuente Álamo

Ochenta días después de la constitución del Ayuntamiento, la Corporación de Fuente Álamo aprobó en Pleno el régimen económico para la legislatura de la alcaldesa, Juana María Martínez, y de los dieciséis ediles restantes en función de sus responsabilidades. La regidora y los concejales han estado todo este tiempo sin percibir ni un euro por el ejercicio de su actividad pública. Esto ha sido así porque el gobierno local de PP y Cs, que no cuenta con mayoría absoluta, se encontró con la oposición Vox, el grupo que les aupó al poder con el voto favorable de sus dos concejales a la proclamación como alcaldesa de la candidata popular.

En esta ocasión, la moción presentada por la regidora, que era prácticamente igual que la que propuso en sus primeros días de gobierno, contó con los votos favorables de PP, Cs y Cifa (Ciudadanos Independientes Villa de Fuente Álamo) y la abstención de PSOE y Vox. La primera edil, Juana María Martínez, y el primer teniente de alcalde, José Antonio Oliver (Cs), insistieron en que era «una propuesta razonable y muy parecida a la de la anterior legislatura». Desde el PSOE, su portavoz, el exalcalde Antonio Jesús García Conesa, defendió su abstención para «desbloquear» una situación que calificó de «anómala», puesto que, a su juicio, «los responsables políticos tienen derecho a unas remuneraciones justas y acordes a su responsabilidad».

Por su parte, el portavoz de Vox, Diego Jesús Martínez, subrayó que «nunca» se ha opuesto «porque sí» a la propuesta del gobierno local, sino «por la convicción de que es posible reducir el gasto global de los políticos en un 10% el primer año, y más porcentajes adicionales en años sucesivos». Vox se abstuvo, explicó, «porque de poco servía nuestro voto con la anunciada abstención del PSOE, además de que la alcaldesa ha manifestado su voluntad de poner en marcha la bajada de sueldo de los políticos en 2020».

Dos dedicaciones exclusivas

El régimen aprobado contempla dos dedicaciones exclusivas, con retribuciones brutas distribuidas en catorce pagas, para la alcaldesa, Juana María Martínez García, y el primer teniente de Alcalde, José Antonio Oliver Legaz, a razón de 3.200 euros. Con dedicación parcial queda asignado el edil de Servicios Públicos y Personal, Juan Pedro Vera, con 2.100 euros, y una dedicación mínima semanal de 30 horas.

Para el resto de concejales, se determina una compensación económica por la concurrencia efectiva a las sesiones de los órganos colegiados de los que formen parte. Así, los ediles percibirán 290 euros por sesión, sin que un mismo concejal pueda cobrar una cuantía anual superior a quince de ellas por este concepto. En el caso de los portavoces, recibirán 360 euros por sesión, con la misma regla de no superar una cuantía anual superior a quince.