Detienen a un joven por más de una decena de robos en La Unión

Un agente de la Guardia Civil trabaja en la operación 'Eslouly'./Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil trabaja en la operación 'Eslouly'. / Guardia Civil

Se le atribuye la presunta autoría de once delitos de robo con fuerza en viviendas y comercios. Se investiga también a otro vecino de la localidad como presunto autor de delito de receptación por adquirir efectos sustraídos

LA VERDAD

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'Eslouly', detuvo a un joven delincuente al que se le atribuye la presunta autoría de más de una decena de robos cometidos en viviendas y locales comerciales de La Unión. Además se investigó a otro vecino de la localidad, al que se le instruyeron diligencias como presunto autor de delito de receptación.

Tras la operación, que se encuentra enmarcada en el 'Plan contra el robo en viviendas' y que aún continúa abierta, la Guardia Civil esclareció once hechos delictivos y recuperó parte de los efectos sustraídos, que ya fueron devueltos a sus legítimos propietarios. Las actuaciones se iniciaron a principios de año, cuando la Benemérita detectó un incremento en la comisión de robos con fuerza cometidos en viviendas y locales comerciales de La Unión.

Los primeros pasos de la operación se llevaron a cabo en los inmuebles asaltados, en los que se recabaron todos los indicios posibles sobre la forma de cometer los delitos y sus autores. Las pesquisas practicadas permitieron determinar que los hechos investigados se habían cometido con un 'modus operandi' similar y con considerable precisión, lo que permitía constatar que se trataba de personas con cierta experiencia delictiva.

Algunos de los indicios hallados en las inspecciones técnico-oculares realizadas, tras su tratamiento por guardias civiles especializados en Criminalística, permitieron definir una línea sólida de investigación. Poco después, la Guardia Civil identificó a un joven vecino de la localidad y con antecedentes por delitos similares, el cual podría encontrarse tras la autoría de los hechos investigados.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda sobre el sospechoso, que culminó con su localización y detención como presunto autor de delito de robo con fuerza. Los guardias civiles efectuaron, previa autorización judicial, la entrada y el registro del domicilio del arrestado, donde recuperaron parte de los efectos sustraídos en los robos.

Paralelamente, los investigadores localizaron e investigaron a otro vecino de la localidad, por adquirir efectos sustraídos, en este caso un ordenador portátil. Al investigado se le instruyeron diligencias como presunto autor de delito de receptación. El detenido y el investigado, los efectos recuperados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena (Murcia).