Detenido en Calasparra un peligroso delincuente por amenazas a su expareja

El ahora arrestado pinchó los neumáticos de los vehículos de la víctima para que no pudiera abandonar la vivienda./Guardia Civil
El ahora arrestado pinchó los neumáticos de los vehículos de la víctima para que no pudiera abandonar la vivienda. / Guardia Civil

Tras varias semanas de búsqueda ha sido localizado en un paraje de la localidad gracias a la colaboración ciudadana y la Policía Local

LA VERDAD

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Policía Local de Calasparra y gracias a la colaboración ciudadana, detuvo al presunto autor de los delitos de quebrantamiento de medida cautelar y amenazas de violencia de género. El arrestado además se encontraba requisitoriado por varias causas judiciales pendientes.

Las actuaciones se iniciaron hace aproximadamente dos meses, cuando las amenazas y agresiones generaron cierta alarma social en la población. La Guardia Civil, tras conocer que se encontraba huido, estableció un dispositivo de búsqueda sobre el presunto autor de los hechos con la finalidad de detenerlo. Mientras se le estaba buscando, el fugado se presentó en el domicilio de su expareja sentimental, incumpliendo así la orden de alejamiento existente. Finalmente abandonó el domicilio, pero antes sustrajo el teléfono móvil y pinchó los neumáticos de los vehículos de la víctima, al parecer, para evitar que la misma pudiera abandonar la vivienda en vehículo o pudiera contactar con alguien y pedir ayuda.

Gracias a la colaboración ciudadana se tuvo conocimiento de que el huido de la Justicia podría encontrarse en un paraje próximo al casco urbano de la localidad, por lo que la Guardia Civil, en colaboración con agentes de la Policía Local de Calasparra, establecieron un nuevo dispositivo de búsqueda por la zona que culminó con su localización y detención. El ahora arrestado, conocido en Calasparra por su dilatada experiencia delictiva y por la agresividad que ha ejercido en otras ocasiones, se encontraba fugado de la Justicia y sobre él pesaba una orden de búsqueda, detención y personación por el órgano judicial por su relación con al autoría de varios delitos que se encuentran pendientes de resolver.

Al arrestado se le atribuyen además de varios delitos de amenazas y agresión a su expareja sentimental, varios quebrantamientos de medidas cautelares dictadas por las autoridades judiciales, como incumplimientos de orden de alejamiento y comunicación con su expareja. El detenido, español, de 46 años, vecino de Calasparra y con un amplio historial delictivo, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz, que ha decretado el ingreso en prisión del arrestado.