Desmantelan un grupo delictivo en Lorquí que distribuía fertilizantes que dañaban los regadíos

Fertilizantes incautados por la Benemérita en una nave de Lorquí. / Guardia Civil

Fueron investigadas cuatro personas por los delitos de estafa y daños. Se han esclarecido siete hechos delictivos e inmovilizado seis toneladas de este producto

LA VERDADLorquí

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM), desarrolló la operación 'Humicus', que permitió destapar un fraude relacionado con la comercialización de fertilizantes sin el etiquetado correspondiente y que se saldó, hasta el momento, con la investigación de cuatro personas, a las que se les instruyó diligencias como presuntos autores de los delitos de estafa y daños.

El equipo ROCA (contra robos en el campo) de la Benemérita inició la operación para investigar el notable aumento de casos de daños en explotaciones agrícolas de Cieza, Fortuna y Alfarrás (Lérida). Los propietarios denunciaron ser víctimas de los delitos de estafa y daños.

Estos siete agricultores denunciaron haber comprado un producto fertilizante, el cual, tras haber sido usado, les causó cuantiosos daños en sus instalaciones de riego por gotero. Los daños consistían en el taponamiento de los goteros y los filtros de sus sistemas de regadío, una situación que les obligó a tener que reponer todos los elementos dañados.

Los propios agricultores, al creer que los daños podrían haber sido producidos por el fertilizante utilizado comúnmente por todos, hicieron pruebas del producto aplicando reactivos, pero no se obtuvo reacción a éstos. Al mismo tiempo decidieron analizar el producto en un laboratorio especializado, cuyo resultado fue que las composición del producto utilizado y sospechoso de causar los daños era de mucha menor riqueza que el indicado en su etiquetado.

Una vez determinado que el causante de los daños era el fertilizante, las primeras pesquisas se orientaron a localizar el almacén que distribuía el producto, logrando ubicar una nave industrial sin rótulos ni distintivos en una zona muy discreta de Lorquí. Los guardias civiles establecieron entonces una serie de discretas vigilancias sobre el almacén, en el que no se observaba actividad alguna, ni movimiento de personas o vehículos, nada que hiciese sospechar que en el interior se realizaba actividad comercial alguna.

Colaboración con inspectores de la CARM

En una de estas vigilancias se observó que una persona accedía al interior de la nave, por lo que los guardias civiles del Equipo ROCA, auxiliados por un inspector del Servicio Industrial, Promoción Agroalimentaria de la Dirección General de Innovación, Producción e Industria Agroalimentaria de la Región de Murcia, realizaron una inspección en la misma.

Durante la inspección se encontró gran cantidad de productos fertilizantes y de otra índole sin etiquetado ni indicación alguna de la procedencia del mismo, observando entre estos productos gran cantidad de fertilizante igual que el utilizado por los agricultores denunciantes y supuestamente causante de los daños. También se comprobó que eran tres las empresas relacionadas con la distribución de los productos almacenados y que la mayoría de éstos procedían de un país asiático.

En el interior del almacén se localizaron 5.972 kilos de producto fertilizante de idénticas características y envasado que el indicado por los denunciantes y causante de los supuestos daños. Este producto carecía del etiquetado correspondiente con indicación del lugar de origen y composición del mismo. Los agentes tomaron muestras del producto para su posterior análisis, quedando el mismo inmovilizado hasta la obtención del resultado de los análisis. Se pudo comprobar que el número de lote del fertilizante inmovilizado y procedente de Asia estaba siendo comercializado con un número de lote totalmente diferente.

Igualmente se procedió a la inmovilización de otros dos productos más que estaban dispuestos para su distribución y venta. Se trataba de 599 envases de 1 litro de un producto ahuyentador de insectos y mamíferos, así como de 732 envases de 1 litro de un producto para alejar las aves de las cosechas.

En el marco de la operación, la Guardia Civil investigó a cuatro personas, las cuáles presuntamente utilizaban un entramado de empresas para la compra y distribución de los productos fertilizantes procedentes de Asia, cuya composición anunciada en el etiquetado era superior a la real del producto.

A los cuatro investigados se les instruyó diligencias como presuntos autores de los delitos de estafa y daños. Los investigados, los efectos incautados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cieza (Murcia).