La depuradora de Inazares dispondrá de agua apta para riego a final de año

Ruiz y Amo, durante su visita a las instalaciones. / carm
Ruiz y Amo, durante su visita a las instalaciones. / carm

La nueva instalación ayudará a completar la red de tratamiento que da servicio a los vecinos de las pedanías

LA VERDAD

La nueva estación depuradora de aguas residuales de la pedanía de Inazares, en Moratalla, incluirá tratamiento terciario, con lo que obtendrá agua totalmente segura e inocua para el medio ambiente y apta para el riego en agricultura. Además, estará disponible para finales de año, según informó ayer la Comunidad Autónoma.

El director de la Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales (Esamur), Joaquín Ruiz, se reunió con el alcalde, Jesús Amo, para abordar el inicio de las actuaciones y licitar las obras de esta nueva infraestructura, que estará ubicada a más de 1.300 metros sobre el nivel del mar, por lo que será la de mayor altitud de la Región.

La iniciativa se enmarca dentro del Plan de Depuración de las Pedanías de Moratalla, con el que ya se han construido plantas de tratamiento en Cañada de la Cruz, Benizar, Calar de la Santa, El Sabinar, Otos y Mazuza-Casa Requena.

Durante la reunión se puso sobre la mesa el interés mostrado por los regantes del municipio en contar con el agua de la depuradora del municipio, que produce más de 650.000 metros cúbicos al año de agua sometida a tratamiento terciario y desinfección por luz UV. La Región dispone hasta la fecha de un total de 95 estaciones depuradoras distribuidas en los 45 municipios, por lo que se alcanza a cubrir las necesidades del 99,4% de la población, según el balance ofrecido por la Administración regional