Conservas Fernández pasa a manos de seis exempleados y reabrirá en 2019

Trabajadores de Conservas Fernández, en 2010, cuando protestaban por el impago de sus indemnizaciones por despido. /Edu Botella / AGM
Trabajadores de Conservas Fernández, en 2010, cuando protestaban por el impago de sus indemnizaciones por despido. / Edu Botella / AGM

Los trabajadores constituyen una sociedad limitada y se hacen con la conservera en una subasta judicial tras aportar 132.100 euros

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

La reapertura de Conservas Fernández en Calasparra pretende generar unos 300 empleos. Es el objetivo que se han marcado los seis extrabajadores de la fábrica que se constituyeron en sociedad limitada y que lograron adjudicarse las instalaciones, por 132.100 euros, en la subasta judicial que se celebró el 1 de octubre. Antonio Huertas, asesor jurídico de la citada sociedad, avanzó ayer a 'La Verdad' que «en el primer trimestre de 2019 se espera reabrir la conservera».

Las instalaciones del Grupo Cofrusa suman una década de parón después de que en 2009 se llevase a cabo un ERE, que mandó a la cola del paro a 400 empleados fijos y fijos discontinuos. Solo cuatro años después, en 2013, se inició la fase de liquidación del concurso de acreedores y, en la actualidad, a los extrabajadores se les adeudan más de 2 millones de euros de indemnizaciones. Precisamente, sobre esta cuestión, el asesor jurídico avanzó que en un plazo de seis meses se transmitirá la totalidad de las participaciones que tendrá en la empresa el resto de exempleados, en proporción a la deuda que cada uno mantiene en el concurso. «La idea es que si a un trabajador le deben 10.000 euros, tenga diez participaciones», ejemplificó.

Entretanto, ya han iniciado «las primeras conversaciones» con empresas dedicadas a la distribución de alimentos por Europa para retomar la actividad. «La empresa mantiene su capacidad productiva y se encuentra en un estado excelente», confirmó el asesor jurídico.

A la plantilla se le adeuda, por el ERE de 2009, más de dos millones de euros en indemnizaciones

Las expectativas son buenas porque no hay que olvidar que Conservas Fernández fue un referente en conservas de alcachofa y pimiento. «Es una conservera tradicional», destacó Huertas. El cierre de las instalaciones, situadas en la carretera de Caravaca, supuso un varapalo para la economía calasparreña. De ahí que el regidor socialista, José Vélez, haya sido uno de los que más se ha implicado con los trabajadores para rescatar el proyecto. «Durante estos años, solo nos ha ayudado el Ayuntamiento y nos hemos encontrado con la negativa de la Comunidad Autónoma», lamentó el asesor.

Reunión en el Info

A pesar de todo, los trabajadores que han constituido la sociedad limitada piensan hacer borrón y cuenta nueva con el Gobierno regional, ya que mañana se reunirán con dirigentes del Instituto de Fomento (Info) para que les asesoren en el proceso de reapertura de la conservera.

El presidente regional, Fernando López Miras, en declaraciones a Efe, aseguró ayer que «vamos a darles todo el apoyo que necesiten». Miras calificó de «valientes» a los seis empleados que acudieron a la subasta judicial y volvió a insistir en que «ya les hemos transmitido que volcamos la Consejería de Empleo en ellos, que volcamos todos los servicios del Info en ellos». Antonio Huertas subrayó que «esperamos que no se rompa la palabra con los trabajadores y que caigan en papel mojado los ofrecimientos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos