La Confederación lanza un plan de choque para limpiar las ramblas en toda la cuenca

Urrea, Castejón y Torralba, ayer en la rambla de Benipila. / J. M. R. / AGM
Urrea, Castejón y Torralba, ayer en la rambla de Benipila. / J. M. R. / AGM

Mario Urrea admite que se tenía que haber actuado hace meses para estar mejor preparados ante posibles episodios de lluvias torrenciales

EDUARDO RIBELLES y MANUEL BUITRAGO

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) se propone activar a final de mes un plan de choque para limpiar y sanear las ramblas y cauces de toda la cuenca, desde la cabecera hasta la desembocadura, con el fin de prevenir daños y desgracias ante posibles episodios de lluvias torrenciales.

Las medidas llegan con cierto retraso, y a pesar de que hay zonas donde no se ha actuado desde hace años. El anuncio realizado ayer por el organismo de cuenca coincide en el tiempo con la tragedia de Mallorca, aunque las medidas en la demarcación del Segura estaban preparadas desde hace semanas.

La CHS invertirá 200.000 euros de fondos propios y espera el año que viene más dinero del Ministerio

Celeridad en Cartagena

En Cartagena, la limpieza de cañizo y escombros en cuatro de las ramblas con más riesgo de inundarse en caso de lluvias torrenciales comenzará en noviembre. Será superado el ecuador de la época del año con más riesgo de 'gota fría' y cuando ya ha habido dos alertas por este fenómeno en el Mediterráneo español, que por suerte no han afectado a la Región de Murcia.

Las medidas llegan cuando se ha superado el ecuador de la 'gota fría' y tras dos avisos de alerta

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, y la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, hablaron ayer del inicio, «dentro de tres semanas», del saneamiento de los tramos más estropeados. Lo hicieron durante una visita a la rambla de Benipila, seis semanas después de pactar una acción coordinada. El concejal de Infraestructuras, Juan Pedro Torralba, hizo su parte en los tramos urbanos, antes de una primera alerta en el Mediterráneo a finales de septiembre. La CHS no empezará la suya hasta después de la segunda, que ha causado graves percances en Mallorca y Málaga.

Los operarios a las órdenes de la CHS actuarán en la rambla de Benipila, en el tramo anexo al Circuito de Velocidad de La Guía y en la desembocadura (Algameca Chica). En el primer caso, se trata de retirar escombros y maleza; en el segundo, de eliminar residuos vegetales y despejar el cauce de árboles que lo obstaculizan. En la rambla del Miedo (El Algar), el saneamiento tendrá lugar desde el cruce con la autovía de La Manga hasta el inicio del paraje natural de El Carmolí. En la del Charco (Escombreras), el trabajo se hará desde la rotonda que daba acceso al antiguo poblado de Repsol, hasta la linde con los terrenos portuarios. El último cauce elegido es la rambla del Albujón, «desde las urbanizaciones de La Fuensanta (anexas a Los Alcázares) hasta la desembocadura, aunque para llegar al mar es necesario un permiso ambiental de la Comunidad Autónoma», aseveraron los técnicos de la Confederación.

Esta limpieza limitada dejará sin abordar otros parajes inundables que corresponden a la Confederación, como el de Los Segados.

Seis años sin tocar

Castejón celebró «enormemente que, por primera vez en mucho tiempo, sea la Confederación Hidrográfica la que nos diga que va a hacer una limpieza de cauces». Recordó así, de forma tácita, los seis últimos años en los que el órgano de cuenca no ha retirado ni un residuo de zonas de su competencia. Sin embargo, reconoció que este plan de limpieza tendrá lugar «ante la cercanía del invierno» y no antes del otoño, que es cuando comienza el riesgo de 'gota fría'.

«Es cierto que esto habría que haberlo empezado en agosto, pero ya estamos cerrando los proyectos y los tramos conflictivos estarán solucionados antes de fin de año», aseguró Mario Urrea. La limpieza de ramblas se extenderá a otros municipios y tendrá continuidad el año que viene. «Ahora haremos un esfuerzo importante con 200.000 euros de fondos propios. Pero ya les adelanté que en enero esperamos contar con fondos de la Dirección General del Agua para actuar en todas las que se dejaron de sanear hace seis años», subrayó.

Propuesta de Podemos

La diputada regional de Podemos Murcia María Giménez pidió al Gobierno autonómico que actúe en los municipios del Mar Menor para que sus consistorios adapten los planes urbanísticos a los posibles riesgos de inundación para evitar una «tragedia» como la de ayer en Mallorca. Presentará hoy una moción para que consistorios ribereños a la laguna «se pongan a trabajar» y acondicionen sus planes de ordenación territorial a las condiciones de inundabilidad de sus municipios. Aboga por que el Gobierno regional los «obligue» a que se ajusten a la ley.

La UPCT dirá qué hay que hacer en los cauces mineros

La Confederación Hidrográfica del Segura confiará a la Universidad Politécnica de Cartagena «el diseño de una hoja de ruta con las actuaciones necesarias» para evitar que media docena de ramblas que desaguan en el Mar Menor lo llenen de residuos mineros. El presidente de la institución dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, Mario Urrea, informó ayer de que espera que ese estudio deje claro «el origen» de los aportes de la Sierra Minera, que organizaciones ecologistas han detectado en las ramblas del Beal, de la Carrasquilla, de Las Matildes, de Ponce, del Duende y del Descargador. El organismo de cuenca se hará responsable de «los arrastres generados en dominio público hidráulico», y será muy exhaustivo respecto a residuos que tengan otras fuentes. «Nosotros nos haremos responsables de lo que se encuentre en el dominio de los cauces», dijo. Y aseguró que eso entrará en el pliego de condiciones que el Ministerio tiene en marcha para este tipo de tareas. Sin embargo, habrá que esperar a la investigación de la UPCT antes de diseñar cualquier actuación. Vecinos y ecologistas de localidades de la Sierra Minera y la ribera del Mar Menor han protestado reiteradamente pidiendo una respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos