Una concentración clandestina de coches en el pantano de Santomera deja varios destrozos