La Comunidad obliga a que se le restituyan 3,5 millones por inversiones sin ejecutar

Los socialistas elevan la pérdida de subvenciones a casi 8 millones, tras incumplir lo previsto en el Parador, con la Escuela de Hostelería, y la avenida Región Murciana

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

El auditorio de Puerto Lumbreras, que se llevó por delante la carrera política del expresidente de la Comunidad Autónoma y anterior alcalde, Pedro Antonio Sánchez, no es el único proyecto inconcluso en el municipio. De hecho, en los dos últimos años, el Ayuntamiento se ha visto obligado a devolver a la Comunidad Autónoma 3.582.238 euros que habían sido ingresados en las arcas municipales desde 2008 para el desarrollo de otros proyectos de inversión. La causa es que se han incumplido los compromisos de ejecución.

Así lo denuncia el Grupo Municipal Socialista, que asegura que la «pésima gestión» del equipo de gobierno del PP ha hecho perder al Consistorio hasta 7.947.238 euros en subvenciones públicas, por no haber podido llevar a cabo las actuaciones inicialmente previstas.

Una cuantía que niega la concejal popular de Hacienda, Raquel Rodríguez, que les acusa de «mentir para confundir a los ciudadanos». Aunque sí reconoce que «se han reintegrado 3,5 millones por responsabilidad ante la falta de tiempo para poder realizar algunas actuaciones en plazo». No obstante, deja claro que «seguimos trabajando con el Gobierno regional para continuar realizando inversiones de mejora en nuestra localidad».

El equipo de gobierno del PP defiende su gestión y justifica el reintegro del dinero «por responsabilidad»

Por el contrario, el portavoz del PSOE, José Manuel García Miravete, sostiene que «el PP se encuentra perdido y sin rumbo; cuando se les obliga a trabajar dentro de las normas y pautas legales establecidas no saben cómo hacerlo». Y alerta de que «el menoscabo a las arcas es tan importante, más del 60% del presupuesto anual, que deja en el aire proyectos tan emblemáticos como la Escuela de Hostelería, en el antiguo Parador de Turismo, o la adecuación de la avenida Región Murciana y sus aledaños».

En concreto, el Consorcio Turístico Medina Nogalte, dependiente al 60% del Consistorio, inició el reintegro de las subvenciones en septiembre de 2016, con un ingreso a la Comunidad de 1.582.238 euros, recuerdan desde el principal partido de la oposición, «con esta cantidad, tras varias modificaciones en el plazo de ejecución y en el objeto de la subvención, estaba prevista la adecuación de la avenida Región Murciana. Una inversión que habría supuesto un gran empuje al tejido comercial, muy deteriorado en los últimos años, con una reforma integral de la zona centro».

El resto del dinero devuelto a las Administración autonómica, 2 millones de euros ingresados el pasado junio, estaban destinados a la recuperación del edificio del Parador. Hay que tener en cuenta que, tras el cierre de este establecimiento en 2013 y habiendo obtenido el municipio la cesión de uso para 25 años, «llegaba el momento de invertir en su futuro», resalta Miravete, para quien «es muy triste ver cómo, habiendo tenido disponible dinero para invertir en su recuperación, el edificio se encuentra abandonado y pasto del vandalismo».

Otro proyecto emblemático es la conocida como Escuela de Hostelería -Centro de Innovación, Transferencia de Conocimiento y Tecnología y Especialización en Nutrición, Restauración y Promoción Turística de Empresas Gastronómicas-, que ha perdido todo el apoyo económico regional tras no ejecutar la subvención en el plazo establecido.

Según Decreto nº 214/2014, de 30 de octubre, se otorgaba al Ayuntamiento una subvención de 4.365.000 euros para ese centro hostelero, con solo 15 meses para su ejecución. Siete meses después, sin que se hubiesen iniciado los trámites de contratación o ejecución de las obras, el Gobierno regional modificó la subvención para ampliar el plazo de ejecución hasta diciembre de 2017, no sin antes reducir la cantidad en 1.315.000 euros.

Sin embargo, cuando apenas faltan unos días para que concluya el plazo máximo de utilización y justificación de la subvención, sigue sin haberse iniciado ningún tipo de contratación para el inicio de dicha obra, «lo que supone, de facto, la perdida del resto del disponible, otros 3.050.000 euros», hacen hincapié en el PSOE.

Para García Miravete, «la situación a la que están llevando al municipio es crítica, la pérdida de apoyo de otras administraciones, unido a la parálisis en la que nos encontramos, tras la suspensión por el Tribunal Supremo del PGMOU, deja un municipio estancado y sin que el PP sepa como resolver esta situación, que ellos mismos han creado».

Mientras, desde el Ejecutivo local, la edil de Hacienda insiste en que «la gestión realizada es buena, y seguiremos negociando para obtener nuevas inversiones», mientras destaca que «hemos bajado la deuda a la mitad en esta legislatura».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos