Cinco años de prisión para el antiguo contable de una empresa de Cehegín por apropiarse de 723.000 euros

El extrabajador, que ejerció como concejal del PSOE durante varias legislaturas, realizó a una cuenta propia más de 200 transferencias

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Juan de Dios F. M., excontable de dos empresas de transportes pertenecientes a un mismo grupo familiar de Cehegín, y que durante varias legislaturas ejerció como concejal socialista en la localidad, deberá ingresar en la cárcel en las próximas semanas para cumplir una condena de cinco años de prisión, impuesta por el Tribunal Supremo como autor de la apropiación indebida de más de 723.000 euros de ambas compañías. El Alto Tribunal considera probado que el antiguo jefe de Administración de ambas sociedades, en las que venía trabajando desde el año 1991, se valió de su condición de responsable de la contabilidad y del control de sus cuentas y de las claves telemáticas de ambas mercantiles para, entre los años 2003 y 2015, realizar más de 200 transferencias a una cuenta de la que el acusado era titular y en la que su esposa, María Ángeles I. V., figuraba como autorizada.

El tribunal, que en su reciente resolución viene a confirmar casi íntegramente la condena que ya le impuso en su día la Audiencia Provincial de Murcia a Juan de Dios F. M. -aunque le rebaja la pena de prisión de seis a cinco años-, establece que el contable actuó «con el propósito de obtener un beneficio patrimonial ilícito», hasta apropiarse ilegalmente de más de 723.000 euros.

Compras en comercios

Estas transferencias no consentidas por los legítimos propietarios del dinero nutrieron durante años una cuenta de Juan de Dios F. M. y de su esposa a la que eran cargados gastos como el alquiler de una vivienda en Murcia, desembolsos ordinarios de esa unidad familiar, compras en establecimientos comerciales e incluso el salario de una empleada de una tienda regentada por María Ángeles I. V.. Esta circunstancia ha determinado que también la esposa del principal acusado haya sido condenada en calidad de partícipe a título lucrativo, aunque solo a indemnizar a los perjudicados -de forma solidaria junto a su marido- en la cantidad de 723.578 euros más los intereses devengados-.

Según la sentencia, actuó «con el propósito de obtener un beneficio patrimonial ilícito»

Las investigaciones judiciales se iniciaron en 2015, tras el descubrimiento por parte de estas empresas de transporte de que se habían realizado durante años unas transferencias no justificadas a la misma cuenta bancaria, que averiguaron que estaba a nombre de quien era su jefe de Administración. En febrero de 2018, la Audiencia ya condenó a seis años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida a Juan de Dios F. M., así como a su esposa por beneficiarse de los fondos obtenidos ilegalmente por el primero. La sentencia fue recurrida ante el Supremo, que acaba de confirmar en todos sus términos la resolución inicial, salvo en el apartado relativo al cálculo de la pena para este tipo de delitos, por lo que ha rebajado la condena a cinco años de prisión y a la mencionada indemnización. La sentencia es firme, por lo que con su próxima ejecución deberá producirse el ingreso en prisión del condenado.