Cierran el acceso a las barbacoas del pantano de Santomera para acabar con las carreras de coches

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

Habrá medidas de choque contra las concentraciones clandestinas de coches tuneados y de alta gama que se están realizando en la zona de barbacoas del pantano de Santomera. «Queremos erradicarlas», afirmó ayer, tajante, el edil de Seguridad, Javier Campillo. Estas quedadas se vienen organizando a través de las redes sociales y llevan aparejadas carreras ilegales y exhibiciones arriesgas al volante, con trompos y derrapes. De hecho, el pasado sábado uno de los conductores iba ebrio y se empotró contra la puerta del vallado perimetral del Archivo General de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS).

«Nunca ha habido problemas de este calibre», admitió el concejal. Por este motivo, el Ayuntamiento ha decidido que la zona de barbacoas se cierre por la noche, de viernes a domingo. «Entre semana no está habiendo problemas», dijo. Otra de las actuaciones para disuadir estas concentraciones será incrementar los controles de alcoholemia y las patrullas de la Policía Local por esta área recreativa. «Se van a extremar las medidas y, si tenemos que pedir un dispositivo extraordinario de la Guardia Civil, también se hará», avanzó el edil Campillo.

La cantera en la diana

Dos de las zonas recreativas del pantano dependen del Consistorio y el resto de la CHS; por ello, próximamente se reunirán ambas partes. «Vamos a ver cómo limitamos este tipo de reuniones», indicó Campillo.

La concentración del pasado sábado movilizó a más de cien coches y el concejal quiere evitar que este tipo de convocatorias se trasladen a otros puntos del término municipal. Es el caso de la vieja cantera, cuyo acceso, tal y como avanzó el edil, «se restringirá con la instalación de barreras y elementos que impidan el paso de vehículos, como piedras de grandes dimensiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos