Ceutí y Lorquí compartirán un nuevo bosque de ribera en el río Segura

Los alcaldes de ambos Ayuntamientos firmando el convenio./LV
Los alcaldes de ambos Ayuntamientos firmando el convenio. / LV

Los Ayuntamientos de ambos municipios firmaron un convenio para la recuperación de la población vegetal

LA VERDAD

Los Ayuntamientos de Ceutí y de Lorquí establecieron con la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) un convenio de custodia del territorio para la recuperación del río Segura a su paso entre ambos municipios. La recuperación de un bosque de ribera junto al puente que une ambas localidades se plantea como un prioridad. El convenio se estableció en el marco de un proyecto que cuenta con apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad.

El Alcalde de Lorquí, Joaquín Hernández, y el Alcalde de Ceutí, Juan Felipe Cano, firmaron a las orillas del río Segura un este convenio, que plantea un marco de colaboración para que las tres entidades colaboren la recuperación ambiental de las riberas del río Segura. Se continuará con los trabajos de recuperación del bosque de ribera iniciados en marzo de 2018 en la orilla de Ceutí, que contaron con la participación de más de 100 personas y diversos colectivos entre los que destacó la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Ceutí, y la colaboración de empresas como Almacenes Coalimar, Conservas Martínez García, Distribuciones Alnorte y Gestiona.

En el marco del Convenio, los Ayuntamientos aportarán apoyo a las acciones de control de caña y de establecimiento del bosque de ribera, tal como apoyo de maquinaria, puntos de riego, instalaciones municipales, etc. Mientras que por su parte, la Asociación aportará asesoramiento, árboles y arbustos autóctonas, voluntarios y operarios especializados para la realización de tareas de plantación y mantenimiento.

El río Segura, a su paso entre ambos municipios, presenta una elevada potencialidad para su recuperación ambiental, sin embargo, la invasión de la caña supone un problema no sólo para la recuperación de los ecosistemas riparios, sino también para la seguridad de las personas y los bienes, tanto por incrementar el riesgo de avenida como por los frecuentes incendios que padecen este tipo de formaciones. Además, la caña consume enormes cantidades de agua. Por todas estas razones, la caña está considerada una de las 100 especies exóticas invasoras más peligrosas del mundo.

Por el contrario, la formación original conocida como bosque de ribera reporta innumerables beneficios tanto ambientales como paisajísticos, y lo que resulta más relevante, desempeña importantes servicios a la sociedad a través de la retirada de gases de efecto invernadero, la depuración las aguas o la reducción la temperatura ambiental y del agua por el sombreado. El bosque de ribera constituye uno de los pocos ejemplos de bosques caducifolios de la Región de Murcia y presenta una alta diversidad de especies de árboles como chopos, álamos, tarajes, olmos, almeces, fresnos, sauces, saúcos y arbustos como baladres, emborrachacabras, etc.

El convenio viene a constatar la importancia que puede jugar los Ayuntamientos en la recuperación de la biodiversidad y el paisaje, mejorando el estado de conservación de los ecosistemas de sus correspondientes términos municipales con el asesoramiento de la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura.

El convenio se estableció en el marco del proyecto 'Custodia fluvial para el refuerzo de la conectividad inter-autonómica en el río Segura' con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad. Dicho proyecto pretende ampliar y extender la filosofía de las intervenciones iniciadas por el 'LIFE+SEGURARIVERLINK', proyecto coordinado por la CHS y que finalizó en 2017.