Carreras, trompos y un accidente en una concentración clandestina de coches en Santomera

José Luis Navarro, ayer, mostrando la puerta del edificio de la CHS que embistió un conductor ebrio. / badía

La Policía Local arresta a un joven de 24 años que se empotró ebrio con su coche contra la puerta del Archivo de la CHS

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

Cóctel explosivo en la zona de barbacoas del pantano de Santomera: botellón y coches realizando maniobras de riesgo a toda velocidad. Es lo que se vivió en la noche del sábado en este punto, a las afueras del casco urbano, en el que cerca de un centenar de jóvenes organizaron una concentración clandestina de turismos, coches tuneados y de alta gama, que se saldó con uno de ellos empotrado, literalmente, contra la puerta del vallado perimetral del Archivo General de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS).

Fuentes de la Policía Local de Santomera confirmaron ayer a 'La Verdad' que se está investigando la 'macroquedada tunning' a través de las redes sociales, pues todo apunta a que degeneró en «posibles carreras ilegales en el área recreativa del pantano». Los vehículos fueron llegando al parking disuasorio de la zona de barbacoas situada frente al archivo de la CHS. Y una vez allí, pasadas las 23.00 horas, comenzó a correr el alcohol, aderezado con arriesgadas maniobras de los coches dentro del aparcamiento, así como carreras por la vía de servicio que circunda el pantano, donde está limitada la velocidad a 40 kilómetros/hora. Este diario comprobó ayer que en la zona todavía había huellas de neumáticos quemados y la puerta del recinto del organismo de cuenca seguía destrozada.

«Desde hace medio año siempre hay una quedada de este tipo una vez al mes. Hacen carreras, trompos, derrapes, dan acelerones...», explica José Luis Navarro, encargado de la Casa del Agua, que además reside en el entorno del embalse. «Estoy cansado de denunciarlo, pero desgraciadamente ha tenido que ocurrir algo para que se pongan a investigar».

El pasado sábado, la 'fiesta' se acabó cuando K. B., un joven de 24 años al volante de un Peugeot 207, se llevó por delante la valla y la puerta del edificio de la CHS. Las cámaras de seguridad grabaron el accidente. Desde el organismo de cuenca avanzan que «el suceso se ha puesto en conocimiento de las Fuerzas de Seguridad y se denunciará formalmente para que el causante de los desperfectos corra con los gastos de la reparación».

El siniestro se produjo cuando pasaban cuarenta y tres minutos de la medianoche. «Uno de los coches de la concentración salió derrapando del aparcamiento, perdió el control y embistió directamente la puerta exterior del archivo», relata José Luis. Algunos jóvenes, en vez de acercarse al Peugeot 207 para interesarse por el estado de sus cuatro ocupantes, sacaron sus móviles para inmortalizar el accidente.

Triplicó la tasa

Solo un rato después, varios chicos ayudaron al conductor y se ocuparon de sacar el coche del vallado de la CHS. Fuentes de la Policía Local confirmaron que «estaba haciendo trompos y se estampó contra la verja; el asunto se saldó con un detenido por conducción bajo los efectos del alcohol, además de tres heridos leves».

Antes de la llegada de la patrulla policial, los lesionados fueron trasladados por amigos hasta la Arrixaca. El conductor detenido, K. B., triplicó la tasa máxima de alcohol al arrojar 0,87 miligramos por litro de aire espirado. En las diligencias policiales que se enviarán a los juzgados de Murcia se está estudiando añadir un posible delito de conducción temeraria. Las mismas fuentes policiales admiten que en el entorno del pantano se han producido otras quedadas con coches, «pero así, con tanta gente, es la primera vez».

Teófilo Molina, responsable del Archivo General de la CHS, subraya que en 2017 este organismo público «valló la coronación de la presa porque los zagales se subían allí de fiesta». Ahora todo apunta a que se han desplazado hacia la zona de barbacoas, cuya gestión depende del Ayuntamiento de Santomera. Molina advertía ayer de que «cualquier día puede pasar algo más grave de lo que ya ha ocurrido; esto solo ha sido una llamada de atención».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos