Un cambio del plan urbanístico de Mula permite a una cooperativa amplíar su sede

Frucimu pretende invertir seis millones de euros en la ejecución de una nueva línea de productos ecológicos

José Luis Piñero
JOSÉ LUIS PIÑERO

Luz verde a la aprobación inicial de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Este cambio puntual del planeamiento se sacó adelante con la unanimidad del Pleno y permitirá a la cooperativa Frutas y Cítricos de Mula (Frucimu), la de mayor tamaño de la localidad, ampliar sus instalaciones para crear unos cien puestos de trabajo.

La modificación puntual número 26 del PGOU reordena los espacios del suelo urbano de uso industrial que hay tras las actuales instalaciones. De esta forma, se establece una nueva unidad de actuación que comprende una superficie de 29.400 metros cuadrados. Está previsto que 865 metros se dediquen a zonas verdes; 1.375 a aparcamientos; 6.100 a viales; y 21.000 metros a parcelas. Todo ello distribuido en dos grandes manzanas de 10.000 metros cada una y una tercera, más pequeña, de 700 metros. El concejal de Urbanismo, Francisco Javier Llamazares, explica a 'La Verdad' que «de este modo se mejora la circulación de los vehículos, se ganan plazas de aparcamiento, se crea una nueva zona verde como barrera natural con el Cabezo del Pino, además de abrirse dos grandes manzanas urbanas para la futura ampliación de las instalaciones».

Llamazares justifica el acuerdo del Pleno porque «se trata de crear las condiciones urbanísticas necesarias para que la cooperativa pueda seguir creciendo y, en consecuencia, pueda crear nuevos puestos de trabajo y riqueza para Mula».

El presidente de los asociados estima que el proyecto permitirá crear cien puestos de trabajo

El presidente de Frucimu, Tomás Buitrago, corrobora que «es un paso muy importante para la cooperativa y el pueblo, que pasa por unos momentos difíciles». El proyecto de ampliación prevé una inversión de 6 millones de euros, de los cuales 3 millones serán aportados por la Unión Europea.

La idea del consejo directivo de la cooperativa es que las obras comiencen en 2019 y que en cinco años se ejecute todo el proyecto. «La inversión es muy importante», resume Buitrago. Con esta ampliación, Frucimu pretende implantar una nueva línea de productos ecológicos y abrir nuevos mercados ampliando su abanico de clientes. En la actualidad, esta sociedad agrícola cuenta con una exportación anual cercana a los 40 millones de kilos de fruta y una facturación superior a los 35 millones de euros. «Damos empleo a más de 300 personas de Mula y de toda la comarca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos