El Ayuntamiento de La Unión abre la puerta a la novillada benéfica

IU afirma que hará «todo lo posible» para que el festejo taurino no se lleve a cabo

P. S.

La novillada benéfica, organizada por el promotor Luis Sánchez Guerrita, con el objetivo de recaudar fondos para reparar el suelo de la iglesia parroquial del barrio de El Garbanzal, podría celebrarse finalmente el 31 de marzo, tras anunciar inicialmente el alcalde, Pedro López Milán, que «no sería autorizada».

El regidor, quien adujo que el Pleno aprobó en su día una declaración de La Unión como «municipio libre de actos contra los animales», aclaró que «el Ayuntamiento solo se puede pronunciar sobre la licencia de instalación de la plaza de toros portátil». Y sobre ese trámite subrayó que «si se cumplen todos los requisitos legales, la Administración local no podrá negarse por mucho que al alcalde no le parezca bien este tipo de eventos». En cuanto al permiso para la celebración de la novillada, el primer edil recordó que es «competencia» de la Consejería de Presidencia, si bien este departamento deberá solicitar al Consistorio que emita un informe previo antes de su resolución.

En cualquier caso, López Milán indicó que se ha reunido varias veces con el promotor y que, hasta la fecha, «solamente ha presentado en el registro un documento en el que consta la disposición de los dueños del terreno para albergar el coso portátil».

La novillada ya cuenta con cartelería y se anuncia para el 31 de marzo, a las cinco de la tarde, en una plaza portátil, en un solar del paraje de La Torrecica. En contra del evento hay abierta una suscripción de firmas que ya supera ampliamente las 3.000. El concejal de IU, Miguel Ángel Cárceles, subrayó que «vamos a hacer todo lo posible para que no se celebre el festejo». La portavoz del PP, Sofía Manrubia, comentó que ella misma acudió a la presentación de la novillada en la iglesia y consideró que «es importante respetar tanto a los que les gustan los toros como a los que no».