Arranca en Los Alcázares la remodelación de once plazas del centro y los barrios con 2,5 millones de euros

Imagen que presenta la plaza del Ayuntamiento de Los Alzcázares./LV
Imagen que presenta la plaza del Ayuntamiento de Los Alzcázares. / LV

La obra más costosa, con 300.000 euros, será en la plaza del Ayuntamiento; el entorno del actual polideportivo se convertirá en una glorieta

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Las máquinas ya han taladrado la vieja imagen de la plaza del Ayuntamiento, pero no será la única en estrenar diseño en los próximos meses. El Ayuntamiento invertirá 2,5 millones para la modernización de once plazas en el casco urbano, en barrios y pedanías. «Será positivo para la atracción turística, pero sobre todo para que las familias disfruten de los espacios de encuentro al aire libre y del deporte», explica el alcalde, Anastasio Bastida.

La más costosa será la nueva plaza del Ayuntamiento, con un presupuesto de 600.000 euros, a financiar con el crédito de tres millones que costearán las arcas municipales y la Comunidad Autónoma a partes iguales. El préstamo tenía que sufragar los gastos de la puesta a punto del casco urbano tras las riadas de diciembre de 2016, que tuvo su zona 'cero' en el centro. A las baldosas levantadas y los agujeros en el pavimento les ha llegado su momento.

A finales de marzo de 2019 la plaza tendrá otra apariencia con el proyecto 'Mundo marino', diseñado por la arquitecta local María Soto, que ha incluido pavimento de adoquines hexagonales en azul y blanco con islas de caucho -para evocar la arena- para los juegos infantiles, y otras de césped artificial como unas praderas de algas. Unos toboganes verdes darán uso lúdico a las pendientes de los accesos al aparcamiento subterráneo. Con césped artificial y graderíos, los promontorios emularán las islas del Mar Menor. Habrá asientos de hormigón con pérgolas de metal, cuya celosía imita corales marinos. Estos sombrajes incluirán luces de tipo Led con plazas fotovoltaicas para el ahorro energético, conexión wifi y un punto de cargador para móviles.

Instalación de juegos y nuevas aceras

En la plaza del Aljibe Colorao se invertirán 50.000 euros para renovar los 1.442 metros cuadrados de pavimento, eliminar el arbolado que ha levantado las losas, y el nuevo mobiliario. Está previsto también el repintado y cierre del aljibe histórico.

Las obras de renovación de suelos y el cambio de imagen seguirán en la plaza de Las Lomas, en la zona sur del municipio, y en la del Chinguirito, frente al Mar Menor. En el plan de recuperación de estos espacios urbanos se encuentran las cuatro manzanas de la urbanización Oasis, que se unirán en un parque.

La lista continúa con la plaza de La Dorada, cuyos juegos infantiles estarán dedicados al Mar Menor, y la plaza Cervantes, junto al bar Pagán de Los Narejos. Una de las obras más esperadas es la que transformará el último tramo de la rambla, que confluye en la playa de Las Pescaderías.

Los maceteros rectangulares desaparecen de la glorieta. Y hay cambios en los accesos al aparcamiento. Para eliminar el acceso junto al Consistorio y ganar espacio peatonal, se abrirá la entrada rodada por la calle 13 de Octubre, mientras que la salida se mantiene en la calle Santa Isabel. Los accesos tendrán un vallado perimetral metálico en tonos tostados.

Canalización de pluviales

La canalización de las aguas de lluvia se solucionará «creando pendientes en la plaza hacia el mar e instalando imbornales lineales en las zonas problemáticas». El caudal que recojan este alcantarillado llegará a un depósito de acumulación de aguas pluviales situado en la rampa de la avenida de la Libertad, y servirá para regar jardines o para limpieza. También está prevista la impermeabilización del parking, ya que la tela asfáltica que aísla el subsuelo de la plaza de posibles humedades se resquebrajó con las riadas. La obra tendrá que solucionar el desnivel que existe entre la plaza y los locales, que fue lo que provocó la inundación, con niveles de un metro de agua, en negocios.

La remodelación continuará hasta la glorieta y el paseo de La Feria, cuyo proyecto costará 400.000 euros y seguirá la misma línea estética que la plaza del Ayuntamiento. La otra gran transformación se realizará en la avenida de Joaquín Blume, actualmente un bulevar que se convertirá en una plaza semipeatonal para bordear el polideportivo. El tráfico se concentrará en dos carriles, en ambos sentidos, y el resto del espacio acogerá bancos y vegetación.

La lista de arreglos en las glorietas la encabezó la plaza Roja, donde se acaba de inaugurar un circuito deportivo con 10 aparatos para ejercitar distintas partes del cuerpo. Situada detrás del Museo Aeronáutico, se ha ampliado con una zona infantil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos