La ampliación del colegio Antonio Molina González de Blanca recibe 1,3 millones de euros

El antiguo edificio que acogía el centro de la mujer y el Juzgado de Paz será derribado para levantar un pabellón con seis aulas y gimnasio

J. YELO

El antiguo edificio que albergaba el centro de la mujer, el Juzgado de Paz y las dependencias de la Policía Local será derruido. En esos terrenos, que conectan con el colegio público Antonio Molina González de Blanca, se levantará un nuevo pabellón que albergará seis aulas de infantil, un gimnasio y un comedor. La Consejería de Educación anunció ayer que destinará 1,3 millones para el proyecto de ampliación de este centro, una demanda histórica de la comunidad educativa que tendrá un periodo de ejecución de un año y cuyos trabajos comenzarán, según fuentes municipales, en 2020.

El colegio Antonio Molina González es el más antiguo del municipio y se encuentra en pleno casco histórico. La alcaldesa, Ester Hortelano, se mostró ayer satisfecha con el anuncio de la consejera. Afirmó que «esto es una vieja reivindicación de los profesores y los padres de alumnos. Hasta ahora no se podía acometer el proyecto porque teníamos que trasladar los tres centros al Mucab, por lo que era muy difícil». La regidora añadió que «esta nueva infraestructura va a suponer, sin duda, una enorme mejora para la educación del municipio».

Otras mejoras

La Consejería de Educación acometerá, además, diversas obras para mejorar las instalaciones de este colegio público. La titular del departamento, Adela Martínez-Cachá, afirmó que ya se están agilizando los trámites para reponer y reparar las carpinterías exteriores del colegio. «En concreto, se sustituirán 44 contraventanas y premarcos de la planta baja, y se repararán los de la planta alta con el objetivo de mejorar el aislamiento térmico y lograr un edificio confortable, sostenible y eficiente», aseguró. Estos trabajos supondrán una inversión de 105.603 euros y se llevarán a cabo durante los meses de verano.