Las altas temperaturas elevan la ocupación turística al 85%

A. SALAS

Las temperaturas elevan durante el puente de otoño la ocupación turística en la costa murciana. La Manga y los hoteles del Mar Menor han recibido el mayor número de turistas, que llenaron entre el 85% y el 90% de las habitaciones disponibles.

La llegada de numerosos turistas británicos y las escapadas de los visitantes nacionales han devuelto a las playas la imagen del verano, con chiringuitos a rebosar y hamacas repletas de bañistas.

«Ya hay algunos hoteles cerrados y en otros coinciden los clientes de viajes del Imserso, por lo que es difícil evaluar la ocupación turística en La Manga, pero en global es elevada», aseguró ayer la presidenta de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos de la Costa Cálida (Hostetur), Soledad Díaz. Las fiestas del fin de semana, como los calderos en Los Alcázares, animaron las reservas de última hora en hoteles como el Costa Narejos, donde tenían casi el 90% de las plazas cubiertas.

En Mazarrón, con una ocupación del 80%, contaban con diversas actividades deportivas y una concentración de limpieza de fondos marinos que ha atraído a numerosos visitantes.

Mientras, en Águilas, los apartamentos turísticos registran este puente un índice elevado de clientes, que Hostetur atribuye al programa de ópera previsto en el auditorio costero.

Los hoteleros mostraron ayer su satisfacción por «la buena marcha del puente festivo, tras un verano que no ha sido bueno, como tampoco septiembre ha dado los resultados positivos del año 2017».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos