La alcaldesa de Archena se congela la retribución, pero libera a un concejal más de su equipo

El Pleno aprueba la distribución de los salarios y las dedicaciones de la Corporación; Fernández cobrará 47.000 euros

CLAUDIO CABALLERO

La alcaldesa, Patricia Fernández, ha decidido congelarse el sueldo para los próximos cuatro años, por lo que cobrará 47.000 euros brutos anuales y estará liberada a un 90% de jornada laboral, es decir, lo mismo que en la pasada legislatura. Lo decidió, a propuesta de la regidora, el Pleno, que se celebró ayer en una sesión que sirvió también para distribuir los demás sueldos y dedicaciones.

Fernández liberará al cien por cien a María José Guillén, pedánea de La Algaida, que asumirá las competencias de Educación e Igualdad de Oportunidades con un sueldo de 30.000 euros brutos. Anselmo Campuzano, que entra al gobierno local, se dedicará a un 95% al Ayuntamiento y cobrará 27.000 euros, mientras que otros tres concejales se liberarán al 75% con 27.000 euros cada uno. En total, habrá liberado un edil más del PP en comparación con la anterior legislatura. Fernández destacó que no va a liberar a los siete concejales a tiempo completo, tal y como permite la legislación, «ahorrando así una importante cifra a las arcas municipales».

El portavoz del PSOE, Gonzalo Caracena, aseguró que «es cierto que Fernández no se ha subido el sueldo y mantiene una liberación al 90%, pero lo hace por recomendación de su asesor y para poder mantener abierta su clínica de dentista». La alcaldesa negó esta afirmación.