El alcalde de Abarán denuncia «amenazas y coacciones» de la oposición para que deje su cargo

El alcalde del PP en Abarán, José Miguel Manzanares, junto al secretario general del PP de la Región, Miguel Ángel Miralles./PPRM
El alcalde del PP en Abarán, José Miguel Manzanares, junto al secretario general del PP de la Región, Miguel Ángel Miralles. / PPRM

José Miguel Manzanares ha explicado que «se han unido para dejarme sin sueldo» en base a un Decreto de la Alcaldía que refleja la incompatibilidad de puesto de funcionario con el de cargo público

LA VERDAD

El secretario general del Partido Popular de la Región de Murcia, Miguel Ángel Miralles, ha denunciado públicamente que la oposición del Ayuntamiento de Abarán ha dejado sin sueldo al alcalde del municipio, José Miguel Manzanares, con la «excusa» de ahorrar dinero pero con el único fin de «quitar de en medio por la puerta de atrás» a un primer edil que «lo estaba haciendo bien y se estaba ganando a los vecinos».

Todo ello, en una decisión adoptada por PSOE, Ciudadanos, IU y Unión y Desarrollo en un Pleno Extraordinario que se celebró el pasado 28 de noviembre que Miralles ha calificado como «ruin, inhumana y que ataca a lo personal» porque deja a Manzanares «sin sueldo» a pesar de ser «un padre de familia con dos hijos de corta edad».

En una rueda de prensa en la que ha comparecido junto al alcalde en la sede del PP regional, Miralles ha considerado «muy triste» que en la política «lleguemos a esto, que se juegue con la parte más humana de las personas». Todo ello, añade, «para quitar a un alcalde que lo está haciendo bien, que es muy querido por su pueblo, que trabaja todos los días de sol a sol intentando hacer una vida mejor en su pueblo».

Ha criticado que se trata de «tretas de quienes no tienen la valentía democrática de presentar una moción de censura o de ganar en las urnas porque saben que no pueden derrotar a un alcalde trabajador, honesto que lo da todo por sus vecinos».

Miralles se pregunta «cómo se puede dejar sin sueldo a un alcalde porque hay déficit de 40.000 euros en su pueblo». Asimismo, destaca que Ciudadanos ha pactado este acuerdo «con la izquierda y con la extrema izquierda» a pesar de contar con cuatro informes oficiales que dicen que «no es legal», uno de ellos de la Dirección General de Administración Local.

«Coacciones y amenazas»

Manzanares, por su parte, ha denunciado públicamente las «amenazas y coacciones» que está sufriendo para que deje su cargo. «Que quede muy claro, yo no voy a dejar mi cargo aunque se haya quedado sin sueldo, porque mis vecinos merecen que yo siga con ellos, y me voy a dejar la piel por ellos, no voy a aceptar coacciones», ha asegurado el primer edil.

El alcalde ha reconocido que cuenta con incompatibilidad con su trabajo porque es auxiliar administrativo de la Oficina Técnica Municipal, por lo que solo tiene como alternativa dimitir como alcalde o volver a su puesto. «Soy personal laboral fijo, y si quiero volver a mi puesto tengo que dimitir como alcalde», ha señalado.

Ha indicado que ya recibió «coacciones» antes de coger el acta como concejal, cuando le dijeron que no iba a cobrar y que desistiera. Cuando accedió como alcalde en febrero de 2018, Manzanares aguantó «dos meses nada más que con retribuciones e indemnizaciones de juntas de gobierno y plenos».

Al final, el PP alcanzó un acuerdo con la oposición, que fijó las retribuciones que estimó «convenientes». Durante su mandato, Manzanares critica que siempre le han amenazado con que le iban a bajar el sueldo si no ejecutaba determinadas políticas. La situación desembocó en un Pleno Extraordinario que el 28 de noviembre ha revocado el acuerdo de retribuciones.

Manzanares defiende que él llevó varias propuestas de retribuciones tanto de los concejales liberados como del resto de la Corporación, pero la oposición no la aceptaba, hasta que el resto de grupos presentó su propia propuesta y el alcalde tuvo que «aceptarla».

El Ayuntamiento cuenta con 17 concejales, siete de los cuales corresponden al PP; 4 al PSOE; 3 a IU; 1 a Ciudadanos; 1 de Unión Y Desarrollo (independiente); y 1 no adscrita que antes era del PSOE; según Manzanares. Al ser preguntado por si se presentará a las próximas elecciones municipales, el alcalde ha asegurado que él tiene «mucha ilusión» y, de momento, va a agotar mandato, hasta mayo.

El PP recurrirá judicialmente

Miralles ha anunciado que el PP va a recurrir judicialmente esta decisión de la oposición orientada a dejar sin sueldo «a todos con la excusa de un ahorro». Sin embargo, Miralles remarca que el ahorro que se consigue con esta medida respecto al alcalde es de «200 euros», porque «esa es la diferencia de lo que cobraba como alcalde y como funcionario, ya que este último »no se está gastando«.

Se pregunta si esto «no es llevar la política a lo más ruin para quitarse a un enemigo de en medio». Así, critica a Ciudadanos, que «tanto se enfrenta a la izquierda y que tanto dice que no va a pactar con ella en Andalucía o en Madrid» y, sin embargo, en Abarán «sí lo hace saltándose cuatro informes». A su juicio, «no son de fiar porque van cambiando».

Miralles se pregunta también si el PSOE «va a hacer lo mismo en aquellos municipios en los que ha generado deuda» y si, por ejemplo, «van a dejar al alcalde sin sueldo en Moratalla o en Totana». Porque decir que todos se van a quitar los sueldos en la Corporación es «totalmente falso, porque todos están trabajando fuera y tienen su sueldo».

Lo que van a perder, por tanto, «son solo las comisiones por ir a los plenos», según Miralles, quien explica que solo el alcalde y la persona del PP que estaba liberada pierden su sueldo «por completo». No obstante, ha señalado que el primer edil «no va a aceptar chantajes» y la oposición entre Ciudadanos, IU y PSOE «no van a decir al alcalde quién tiene que llevar las competencias de cada una de las áreas, como ha ocurrido».

«Es falsa la excusa de que los funcionarios no van a cobrar, porque el año anterior, la situación era exactamente igual y todos cobraron perfectamente», defiende Miralles, quien destaca que Manzanares era el alcalde «más barato de la Región» porque la diferencia con el sueldo que recibía como funcionario del Ayuntamiento «es solo de 200 euros».

 

Fotos

Vídeos