Abren diligencias al alcalde de Los Alcázares por una terraza que bloquea una calle

Imagen de la terraza de la polémica, que bloquea por completo el tráfico en la calle. / antonio gil / agm
Imagen de la terraza de la polémica, que bloquea por completo el tráfico en la calle. / antonio gil / agm

Un vecino interpuso una querella ante la aparente inacción municipal respecto de un bar, propiedad de dos hermanos de un concejal

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de San Javier, a cuyo frente está la juez María José Araix, ha abierto diligencias penales contra el alcalde de Los Alcázares, Anastasio Bastida, y contra su concejal de Comercio, Francisco Méndez Heredia, con el fin de determinar si han podido favorecer ilegalmente a los dueños de una céntrica cafetería. Se da la circunstancia de que los dos hosteleros son hermanos del mencionado edil, que es precisamente quien tiene las competencias sobre ese tipo de establecimientos.

La apertura de la investigación tiene su base en la querella presentada por un vecino de la zona, quien desde hace cinco años está tratando de averiguar si el local cuenta con los oportunos permisos y autorizaciones para disponer de una terraza que bloquea totalmente la calle Santa Teresa y que, por disponer en apariencia de una estructura rígida, no se recoge en ningún momento y bloquea al tráfico por completo la mencionada vía. Todas las gestiones efectuadas por ese ciudadano a lo largo del último lustro se habrían encontrado con una absoluta falta de respuesta por parte de las autoridades municipales, que ni siquiera le habrían ofrecida una contestación. Ante esa aparente inacción del Consistorio marmenorense, el afectado ha acabado presentando una querella en los juzgados de San Javier por presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y contra la ordenación del territorio, que acaba de ser admitida a trámite.

La actuación judicial se dirige también contra los propietarios de la cafetería La Tropical, que son quienes han instalado la terraza cubierta en esa calle, así como contra dos técnicos municipales que tampoco habrían actuado ante las denuncias y reclamaciones presentadas por el querellante.

Citados con sus abogados

En un auto dictado por la juez Araix, al que 'La Verdad' ha tenido acceso, se cita ya al alcalde Bastida, al concejal Méndez Heredia y a los dos funcionarios municipales, como también a los dos restauradores, para que comparezcan en el juzgado para prestar declaración en calidad de querellados; esto es, asistidos por un letrado. También cita a varios testigos, entre los que figuran un concejal del PSOE y una edil de Ciudadanos que en apariencia pudieron consultar en algún momento el expediente municipal sobre la mencionada terraza y que, además, podrían proporcionar algún dato sobre actitud de los responsables municipales respecto de esa instalación.

Igualmente, la instructora insta al Ayuntamiento a hacer entrega, en el plazo máximo de diez días, de todo el expediente sobre la terraza y a informar de si existe resolución municipal para restringir al tráfico la calle Santa Teresa, de si hay autorización para ocupar esa vía, de si se ha emitido algún tipo de informe sobre el acceso de los servicios de emergencias y las vías de evacuación y, por último, de las diligencias, expedientes o sanciones que se puedan haber tramitado contra el local.

El primer edil alcazareño aseguró ayer a este periódico que no tenía constancia de la querella ni de la apertura de diligencias y manifestó que, «en este momento, no conozco la situación concreta de esa terraza, porque además esas competencias las tengo delegadas». Sí indicó que la cuestión de la ocupación de la calle «ha sido tratada en el Pleno en alguna ocasión y se ha hecho constar que todo está en regla».

Bastida afirmó que esa instalación tiene más de quince años, por lo que la autorización dataría de tiempos del gobierno socialista.

Este diario intentó ayer tarde hablar con los dueños del establecimiento, pero no pudo localizarlos.